Puertollano

Galería fotográfica de la web municipal e Internet

El amor y el cariño a la Virgen de Gracia de Puertollano en su multitudinaria procesión

A las ocho de la tarde del pasado viernes, el repique de campanas anunciaba que era la hora marcada para el comienzo de la mayor procesión del año con un trono de la Virgen que estrenaba nueva iluminación led

La Comarca

09/09/2017

(Última actualización: 10/09/2017 11:14)

Imprimir

Miles fueron los puertollaneros que salieron a la calle a estar junto a la Virgen de Gracia en su anual salida procesional como cada 8 de septiembre. Desde la noche anterior las puertas de la ermita permanecieron abiertas para que todos los devotos pudieran estar con su patrona hasta el inicio del rosario de la aurora.

Manto de la Virgen

La Virgen ya estaba lista en su trono con su traje y manto de traje de tisú de plata bordado en oro, que en 1962 fue adquirido por suscripción popular del pueblo de Puertollano tras recaudar 200.000 pesetas. Como ha relatado la presidenta de la hermandad de señoras, Matilde Martín, se ha logrado “rescatar”, aunque está pendiente de una restauración a fondo después de las manchas que padeció como consecuencia de agua de lluvia caída en una salida procesional que conllevó que acabara en los armarios desde los años setenta.

Además las “señoras” de la Virgen también se han encargado de colocar una toquilla de encaje granadino hecha a mano, estrenada el pasado año, para que esté lo más “guapa” posible.

Campanas y voces de nuestros mayores

A las ocho de la tarde, el repique de campanas anunciaba que era la hora marcada para el comienzo de la procesión más multitudinaria del año. Poco después de esa hora se formaban dos filas de personas con vela en mano a lo largo de la calle Ancha, mientras que los hermanos “Caballeros” sacaban a la Virgen a la calle, en donde fue recibida por las voces de la Tuna del Centro de Mayores II.

Hermandades y cofradías

El trono de la Virgen, que estrenaba nueva iluminación con 46 bombillas led, estuvo precedido por los estandartes y banderas de la Cofradía de Caballeros, veinticinco madrinas con su riguroso traje negro y vela en mano, así como una representación de las algunas de las hermandades de la ciudad, como la de Señoras de la Virgen, María Auxiliadora y Virgen de la Cabeza, así como el Centro de Mayores I ataviados con el típico traje manchego.

Ya cuando la noche se adentraba dos hileras de faroles de los hermanos de la Cofradía de Caballeros iluminaban el camino del trono de la Virgen que Estrella Díaz realzó con un manto de nardos.

Poco después de las nueve de la noche la Virgen de Gracia iniciaba el itinerario por la calle Ancha, arropada por una gran multitud, que aguardó a su llegada para incorporarse a la procesión, lo que provocaría numerosos cortes en el trayecto, ya que muchos de los participantes optaron por caminar detrás del trono. En ese mismo momento llegaba la cabeza del cortejo procesional hasta la ermita que se había iniciado una hora antes.

Presencia de la alcaldesa y Corporación

La alcaldesa, Mayte Fernández, junto a buena parte de su equipo de gobierno, y ediles de los grupos municipales del Partido Popular y Ciudadanos, acompañaron a la Virgen tras una amplia representación eclesiástica.

Un recorrido en el que también se revivieron estampas ya casi perdidas como la presencia de sillas en el Paseo de San Gregorio o en la calle Aduana, para contemplar todas las “escenas”, con mayor comodidad.

Participación musical

Una procesión que contó con la participación de diversas bandas locales, como la Centuria Romana, Agrupación San Miguel Arcángel, Asociación Banda de Música, Cofradía de la Vera Cruz y jóvenes de la Banda Sinfónica.

Palomas al vuelo en calle Aduana

De nuevo en la calle Aduana se vivieron algunos de los instantes de mayor emotividad. En la fachada de la floristería de Antonio Díaz colgaba una gran fotografía de la patrona y el paso de la Virgen fue de esos momentos para recordar, con vivas, la salve, y la suelta de globos de palomas y lluvia de pétalos de papel rosa. Eran las diez de la noche y aún quedaba la recta final.

Cientos de devotos aguardaban una hora más tarde la llegada de la Virgen a la ermita y para no perderse el instante de su paso por el manto floral que con tesón y paciencia se había elaborado a lo largo de toda la jornada.

Ya casi a los pies de su ermita se iniciaba el espectáculo pirotécnico que este año el Ayuntamiento ha encargado a la empresa Hermanos Caballer, de Burjassot (Valencia) y que sirvió de epilogo de despedida a la Virgen de Gracia, con el himno nacional de fondo y sobre la emoción y los vivas de los puertollaneros que de nuevo han dejado patente que es el día más grande del calendario anual.

Operativo especial de seguridad

El Ayuntamiento puso en marcha un operativo para garantizar la seguridad en una de las jornadas con mayor aglomeración en el centro de la ciudad. Para se contó en distintos puntos del recorrido de la procesión con agentes de la Policía Local, Cuerpo Nacional de Policía Protección Civil y trabajadores de seguridad privada.

Además ante la situación de Alerta 4 por primera vez se instalaron una treintena de maceteros y elementos de hormigón en distintos lugares para impedir el paso de vehículos.