Argamasilla de Calatrava

El Círculo Cultural Recreativo homenajeó a sus miembros más antiguos

Luis Cobos y Alberto Entrerríos, socios de honor del Casino de Argamasilla de Calatrava en su centenario

Jacinta Monroy ensalzó el papel de esta sociedad en la mejora de la población

La Comarca

17/07/2017

(Última actualización: 17/07/2017 23:24)

Imprimir

‘En la villa de Argamasilla de Calatrava a primeros de Julio de mil novecientos diez y siete, reunidos en la planta baja de la casa número 5 de la Plaza de la Constitución, los fundadores de esta sociedad cuyo reglamento fue presentado en el Gobierno Civil de la provincia el 12 de junio del año actual a los efectos de la ley de asociaciones, según consta en el ejemplar devuelto de esta comisión fue leído y aprobado por unanimidad’.

Este texto del acta fundacional del Casino de Argamasilla de Calatrava volvía a ser proclamado en voz alta cien años después, el pasado sábado 15 de julio de 2017, en el transcurso de la gala conmemorativa del centenario de una entidad que si en su primera andadura presidía Santos Maestre Maseres, hoy día es Luis Miguel Soriano Gómez quien ostenta el cargo como cabeza de una joven y dinámica directiva.

El acto contó con la muy destacada presencia, ente las decenas de asistentes, del director y compositor Luis Cobos y el ex balonmanista Alberto Entrerríos, que fueron nombrados socios de honor. La alcaldesa y vicepresidenta de la Diputación de Ciudad Real, Jacinta Monroy, encabezó la representación institucional a la que también su sumaría por la parte religiosa el párroco, Felipe Muñoz, oficiando una sencilla bendición.

Hacia las nueve y media de la noche, directivos e invitados recorrían las diferentes dependencias de esta sociedad que, adaptándose al siglo XXI, ha evolucionado con acierto a Círculo Cultural Recreativo. En su recinto, sito en el número 2 de la calle Nomenclátor, se ha sabido dar cabida también a niños y jóvenes adaptando una gran estancia con hinchables y juegos diversos, incluidos los de videoconsola.

Un minuto de silencio al comienzo de la ceremonia sirvió para recordar a cuantos socios han fallecido a lo largo de esta centuria para, tras los oportunos saludos, hacer entrega de reconocimientos a quienes siguen siendo los más veteranos fieles hoy en día. En este sentido se hizo una mención muy especial para la primera mujer que rompía la tradición masculina, Ana Isabel Ruiz Peña, que consta como socia desde hace veinte años.

Tras ella subirían al escenario del patio donde tuvo lugar la gala Francisco Recuero Fernández, socio desde 1955; Ángel Cachero Recuero, desde 1952 y Francisco Huertas Arias, el más antiguo, desde 1946. La de Cesáreo Mora Gaona, que lo fue desde 1948 y cuya designación para estas distinciones se había acordado poco antes de su repentino fallecimiento, fue recogida en su nombre por uno de sus mejores amigos, también socio.

Monroy Torrico, quien tuvo también la ocasión de dirigirse a los presentes y felicitar a la actual directiva y al resto de personas galardonadas, reconocía que “pocas asociaciones han llegado a este centenario y en este caso han estado muy, muy unidos a la historia de Argamasilla de Calatrava y creo que es bueno ponerlo en valor para coger fuerza, para renacer y darle un impulso”.

La regidora rabanera, que también recibió el agasajo de la sociedad al recibir una de las estatuillas conmemorativas preparadas, enfatizó que “el Ayuntamiento, sin este tipo de asociaciones es difícil conseguir mejorar y entre todos hacemos que Argamasilla mejore”.

Luis Miguel Soriano, por su parte, reconocía el “honor” que supone para la actual directiva que encabeza, la oportunidad de organizar el acontecimiento cuyo papel “ha sido potenciar esta celebración tan especial que nos permite celebrarlo con todos nuestros socios y, en el caso de los más antiguos, también supone un orgullo”.

Y quienes recibieron la distinción honorífica también quisieron resaltar lo especial de la efemérides. El criptanense Luis Cobos, apenas horas antes de partir hacia Panamá, rememorando sus momentos en alguno de los dos casinos de su pueblo, donde como en tantos otros de poblaciones pequeñas se ofrecía contenidos culturales y musicales que, al igual que en su caso, le permitió rodearse de músicos y cultivar la vocación que con los años se tradujo en su profesión.

Por su parte, Alberto Entrerríos alabó esta andadura centenaria, “porque si es complicado sacar adelante cualquier tipo de proyecto, mantenerlo en el tiempo durante cien años y seguir adelante es para felicitarse. El ex jugador de balonmano, que por razones de familia tiene relación con esta entidad, reconoce que han sido numerosas las ocasiones en las que ha estado en el Casino rabanero “siempre disfrutando de estas hermosas instalaciones, de la restauración y del tiempo de ocio”.

En el discurso que la directiva actual dirigió a los presentes, se recapituló acerca de los diferentes emplazamientos que tuvo la sociedad hasta llegar a la magnífica sede actual, no sin esfuerzos económicos para los socios de la época pues se les requirió una cuota extraordinaria de 2.000 euros. En ella se gestionaría un bingo, “hecho que retribuía beneficios, fundamentalmente económicos, a la asociación”.

Además, ésa “fue una solución temporal que dio paso, poco a poco, a la asociación tal y como la conocemos actualmente. En continua adaptación y remodelación para el cambio de los tiempos y situarlo en el siglo XXI”.

Por lo demás, el hoy Círculo Cultural Recretaivo de Argamasilla de Calatrava ha sido una asociación en la que las “partidas de jóvenes” buscaban un sitio donde “juntarse”; celebrar eventos, jugar a las cartas, leer la prensa y donde comentar el día a día del pueblo. La sede social era uno de los pocos sitios de esparcimiento de la época y con los años sus socios han procurado hacer de la sede un “sitio cercano y familiar”.

La guerra obligó a la clausura de esta sociedad desde el 18 de Julio de 1936 al 15 de mayo de 1941. A lo largo de toda su historia ha contado con 37 presidentes y uno de los hitos más destacables es que la banda de música de Argamasilla de Calatrava, hoy Agrupación Musical cuyo presidente también fue invitado al acto, se gestó entre sus muros.

Para el futuro, a los directivos que el pasado año asumieron sus respectivos cargos, “nos gustaría que fuese una versión mejorada de la sociedad que estamos creando actualmente. Una sociedad abierta a los vecinos de Argamasilla, cercana, con grandes eventos para todas las edades que permiten la integración de todos los socios y familiares dentro de este círculo que nos une a todos”.

Finalmente, los directivos Luis Miguel Soriano Gómez (presidente), José María Cervera Rodríguez (vicepresidente), Leticia Fernández Gijón (secretaria), Francisco Hinojosas García (tesorero), Alejandro Ramón Cervera Rodríguez (vocal), María Griselda Gijón Trapero (vocal), Olga María Doctor Bustamante (vocal) y Miguel Ángel Moraleda Moraleda (voca) brindaron junto a los presentes por el acto que compartían. La velada posterior fue amenizada por la Bravissima Orquesta de Frank Bravo.

Adjuntos

Jacinta Monroy, alcaldesa de Argamasilla de Calatrava:

Luis Cobos, músico:

Alberto Entrerríos, ex jugador de balonmano:

Luis Miguel Soriano, presidente de la sociedad: