Puertollano

Se implanta el tercer turno de trabajo para alcanzar la máxima capacidad productiva

Repsol invertirá 5 millones de euros en su planta de lubricantes de Puertollano (con vídeos)

La inversión permitirá incrementar la producción de la planta de lubricantes de Puertollano hasta su máxima capacidad, dentro del plan estratégico 2017-2021 de este negocio de la compañía

Para atender el aumento de la producción, se ha puesto en marcha el tercer turno en la planta de lubricantes, con la contratación de nueve trabajadores

La fábrica incrementará su producción hasta alcanzar las 170.000 toneladas anuales, dentro del plan estratégico del negocio de lubricantes, que contempla duplicar el volumen actual de ventas

Casi el 80% de la producción mundial de lubricantes de Repsol se produce en Puertollano, desde donde se distribuye a más de 80 países

La Comarca

13/07/2017

(Última actualización: 14/07/2017 10:06)

Imprimir

Repsol invertirá 5 millones de euros en su fábrica de lubricantes de Puertollano con el objetivo de incrementar la producción, hasta alcanzar su capacidad máxima, dentro del objetivo de la compañía de aumentar las ventas en el mercado nacional e internacional.

En esta planta, la más importante de lubricantes que tiene Repsol en el mundo, se pasará de una producción de 115.000 a 170.000 toneladas al año, dentro de los objetivos fijados en el plan estratégico 2017-2021 del negocio de lubricantes.

En la fábrica de lubricantes de Repsol en Puertollano trabajaban hasta ahora 64 empleados en dos turnos de producción, mañana y tarde, de lunes a viernes. Para atender el aumento de producción previsto, se ha establecido un tercer turno de trabajo, en régimen nocturno, lo que ha supuesto la incorporación de 9 nuevos trabajadores, todos ellos del área de Puertollano, que pasan a formar parte de la plantilla de la compañía en la ciudad manchega.

Asimismo, para atender las necesidades originadas por el aumento de producción, se ha incrementado el volumen de contratación de servicios con las empresas auxiliares, fundamentalmente en mantenimiento, servicios de transporte y movimiento de material.

De Puertollano al mundo

El principal centro de fabricación de lubricantes de Repsol está en Puertollano. De las más de 147.000 toneladas de lubricantes que Repsol vendió en 2016, 115.000 toneladas (casi el 80%) se produjeron en Puertollano, mientras que el resto salió de las diez factorías que la compañía tiene en diferentes países, como China, Japón, Indonesia y Malasia.

En el proceso de destilación del petróleo que se lleva a cabo en el Complejo Industrial de Puertollano se obtienen bases lubricantes que sirven de materia prima para la producción de lubricantes. En la planta de mezcla y envasado de Repsol en Puertollano se incorporan a las bases lubricantes determinados aditivos para mejorar las propiedades.

Los aditivos aportan sensibles mejoras incluso en pequeños porcentajes, como en el índice de viscosidad, un punto de congelación más bajo, antioxidación, anticorrosivos, antiespumantes, antiemulsionantes, antidesgaste…Tras la incorporación de aditivos en las instalaciones de mezcla, el producto es envasado para su comercialización. En el Complejo de Puertollano se cuenta con seis líneas de envasado.

Repsol es el líder del mercado de lubricantes en España desde hace más de veinte años. En 2017 se ha diseñado un plan estratégico hasta 2021 que contempla duplicar el volumen total de ventas, alcanzando las 300.000 toneladas, y cuadruplicarlo en el extranjero. Las principales áreas de crecimiento serán Asia y Latinoamérica.

La compañía produce bases lubricantes sintéticas de la más alta calidad que aseguran su posición tecnológica como marca premium. La presencia en competiciones de gran exigencia, como el Campeonato del Mundo de MotoGP, los mundiales de trial y el Rally Dakar, es el mejor campo de pruebas para los lubricantes Repsol y ayudan a la compañía a tener una presencia global como marca.

La cartera de lubricantes de Repsol es muy amplia y abarca desde turismos hasta vehículos pesados, pasando por motocicletas, además de clientes industriales (sobre todo en Europa). El negocio de lubricantes es el más global de Repsol, con ventas en más de 80 países.

¿Sabías que 90 países se surten del aceite lubricante que se fabrica en Puertollano, una ciudad de 50.000 habitantes?

En este municipio español en la región de La Mancha, se encuentra el centro de fabricación de lubricantes de Repsol que suministra a diferentes sectores, desde la automoción hasta el transporte marítimo y la industria.

Entrar en el almacén de aceites envasados es encontrarse rodeado de tecnología, capaz de producir más de 110.000 toneladas anuales (450 toneladas cada día), cifra que permitiría abastecer a la mitad de los coches en España durante todo un año. Su fabricación requiere muchas horas de trabajo y la última tecnología para dar con la mejor fórmula. El crudo llega por un oleoducto y se almacena en tanques. Posteriormente llega a la zona de producción donde se calienta hasta los 375º y circula por diferentes tuberías de destilación hasta convertirse en un producto utilizable.

Sus propiedades han evolucionado a la par que la industria. “En total hemos desarrollado alrededor de 250 fórmulas distintas pero tenemos más de 900 registros que responden a necesidades muy concretas”, explica Javier Álvarez, gerente del centro. Desde el Laboratorio de Lubricantes del Centro de Tecnología de Repsol (CTR) en Móstoles se encargan de investigar nuevos ingredientes y crear fórmulas mejoradas. “Hay una comunicación continua entre ambos centros para mejorar constantemente”, finaliza Álvarez.

‘Sinfonía industrial’

‘Sinfonía industrial’ que se produce en este el complejo de Puertollano. El vídeo se ha rodado en el almacén de envasado de la localidad industrial.

Adjuntos

Javier Alvarez Torre, Gerente de la fábrica de Lubricantes de Repsol en Puertollano - 1:

Javier Alvarez Torre, Gerente de la fábrica de Lubricantes de Repsol en Puertollano - 2: