Villamayor de Calatrava

Numerosos vecinos han intervenido en su realización

Una alfombra de sal coloreada y diez altares callejeros instalados para la procesión del Corpus Christi de Villamayor de Calatrava

Acompañada de unos dos centenares de vecinos, entre ellos el alcalde, Juan Antonio Callejas y una de sus concejales

La Comarca

18/06/2017

(Última actualización: 18/06/2017 22:30)

Imprimir

Villamayor de Calatrava ha festejado hoy el Corpus Christi con una Eucaristía en la parroquia del pueblo, llena de fieles, seguida de procesión con el Santísimo por las calles, para la que y por primera se ha construido, por más de setenta vecinos que han trabajado varias horas de la pasada noche, una bella alfombra de sal coloreada, de unos veinticinco metros, colocada ante la iglesia para el paso de la custodia, que ha hecho su recorrido bajo palio, acompañada de unos dos centenares de vecinos, entre ellos el alcalde, Juan Antonio Callejas y una de sus concejales.

La procesión, celebrada bajo un sol de justicia y a más de treinta y cinco grados, ha contado con una decena de altares instalados por vecinos ante sus casas, adornados con telas, tapices, cruces, flores, velas y plantas, en un número récord de los últimos años, en los cuales, el párroco deposita la custodia, se inciensa y se hace una breve oración.

Antes de la procesión y en homilía de la Eucaristía, el párroco, Miguel Angel Angora, ha destacado la importancia de que Cristo salga a la calle, a las calles de Villamayor, junto a sus vecinos, en el día de la Caridad. El sacerdote ha agradecido la realización de la alfombra de sal, con dos mil kilos costeados por el ayuntamiento y coloreados por numerosos vecinos y ha hecho votos porque sea una costumbre que se mantenga en el tiempo para esta procesión del Corpus.

Villamayor tiene una dilatada experiencia en realización de alfombras de sal coloreadas, ya que todos los años y dentro de sus Fiestas de Mayo, declaradas de Interés Turístico Regional, un grupo de vecinos construyen una, con unos tres mil kilos de sal, de medio centenar de metros de longitud y colocada en plena Calle Real, para el paso de la Virgen del Rosario, patrona y alcaldesa honoraria de Villamayor, en su procesión del día 2 de mayo, en la que participan cientos de vecinos.