Cultura

En la Biblioteca Nacional de España en Madrid

Presentación de la exposición “Manos con voz propia. Quinientos años de la lengua de signos”

Del 4 de julio al 1 de octubre de 2017

José Belló Aliaga

14/06/2017

(Última actualización: 16/06/2017 19:46)

Imprimir

Se ha celebrado en el salón de actos de la BNE la presentación de “Manos con voz propia. Quinientos años de la lengua de signos”, coincidiendo con el día de Día Nacional de la Lengua de Signos Española.

La exposición, que se inaugura el próximo 4 de julio, estará disponible en el Museo de la Biblioteca Nacional de España hasta el 1 de octubre de este año. En la presentación, participaron la directora de la BNE, Ana Santos Aramburo, la comisaria de la exposición, Inés Antón Dayas, y la presidenta de la Confederación Estatal de Personas Sordas (CNSE), Concepción Mª Díaz Robledo

Santos destacó la labor de las asociaciones españolas para facilitar el acceso de la información a colectivos de diversidad funcional, afirmando que “la Biblioteca Nacional de España trabaja en un contexto democrático para realizar esta labor”.

Ley 27/2007

En 2007 se aprobó la Ley 27/2007, que tiene por objeto reconocer y regular la Lengua de Signos Española (LSE) y que solo se aplica en cinco países, entre ellos España.

El 23 de octubre de 2007 se aprobó la Ley por la que se reconocen las lenguas de signos españolas y se regulan los medios de apoyo a la comunicación oral de las personas sordas, con discapacidad auditiva y sordociegas. Dicha ley tiene por objeto reconocer y regular la lengua de signos española como lengua de las personas sordas, con discapacidad auditiva y sordociegas en España que libremente decidan utilizarla, al mismo tiempo que reconoce la lengua de signos catalana, como lengua de las personas sordas, con discapacidad auditiva y sordociegas en Cataluña.

Un reconocimiento tardío que coloca a la lengua de signos española (LSE) en el panorama de la historia lingüística más reciente de nuestro país.

La exposición

Para celebrar sus diez años de existencia, la Biblioteca Nacional de España presenta una pequeña muestra de sus fondos más relevantes al respecto. A través de más de cuatro siglos de historia, la exposición plantea un recorrido que se inicia con el primer manuscrito conservado sobre los primeros intentos de educación de las personas sordas, el Tratado legal sobre los mudos de Laso, fechado en 1550; hasta la actualidad, prestando una especial atención a los fondos conservados fechados en el siglo XIX.

Inés Antón declaró que “la exposición partía de la conmemoración de estos diez años, pero, gracias a los fondos de la BNE, se ha podido ampliar hasta remontarnos a 1550”.

En la muestra se podrán ver cuarenta piezas divididas en tres secciones: la primera, titulada Para enseñar hablar a los sordomudos. Alfabetos manuales y otros sistemas, seguida de Centros educativos especiales. Los colegios de sordomudos y ciegos en España, y la tercera, Novedades pedagógicas, bilingüismo y la LSE como lengua materna.

Por último, Concepción Mª Díaz Robledo, ha señalado que “la CNSE va a dedicar sus esfuerzos este año a que la lengua de signos vaya de la mano de la educación, ya que todo suma”.

A través de manuscritos, libros, gacetas, fotografías, grabados y objetos de ephemera, se presentan los principales sistemas de enseñanza de la lengua de signos, algunos aspectos de la historia de los colegios de sordos en España, así como las novedades pedagógicas surgidas en los siglos XX y XXI.