Puertollano

El Gobierno regional aprobaba este martes el Plan de desmantelamiento de Elcogas

Elcogas de Puertollano ya tiene todos los permisos para su desmantelamiento y demolición

El Ayuntamiento de Puertollano daba también luz verde a la licencia de obras de demolición de dicha central en la Junta de Gobierno Local de la pasada semana, por un importe que asciende a los 3.618.672,20 euros, y un plazo de ejecución de 24 meses

La Comarca

06/06/2017

(Última actualización: 07/06/2017 10:04)

Imprimir

La Viceconsejería de Medio Ambiente del Gobierno regional ha aprobado el Plan de desmantelamiento de la central termoeléctrica de gasificación integrada en ciclo combinado Elcogas, ubicada en Puertollano, según publica este martes, 6 de junio, el Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM). Asimismo, la Junta de Gobierno Local celebrada el pasado 1 de junio en el Ayuntamiento de Puertollano daba luz verde a la licencia de obras para el desmontaje y demolición de la planta, por un importe que asciende a los 3.618.672,20 euros, y un plazo de ejecución de 24 meses.

No obstante, hay que recordar que era el pasado 12 de mayo cuando el Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente publicaba en el Boletín Oficial del Estado la resolución de la Secretaría de Estado de Medio Ambiente, por la que se formulaba el informe favorable para la evaluación de impacto ambiental simplificada del proyecto de desmantelamiento y demolición de la central termoeléctrica de Elcogas Puertollano.

Según la publicación de este martes, el alcance de la presente autorización no incluye el estado de suelos y aguas subterráneas. Además, se deberá comunicar a la Viceconsejería de Medio Ambiente la finalización de la ejecución de las medidas contempladas en el Plan para, si se estima conveniente, proceder a su comprobación y emitir la correspondiente Resolución por la que se declare el cierre de la instalación.

Asimismo, tal y como reza en DOCM, en lo relativo al desmantelamiento se tendrán en cuenta, además de lo indicado en el proyecto, varias medidas correctoras en lo relativo a la reducción de las emisiones difusas de partículas a la atmósfera, como el riego periódico con agua de zonas de circulación de maquinaria y acopios de escombros con material pulverulento; riego de los caminos no pavimentados de acceso mediante cuba y la adición de aditivos higroscópicos; retirada periódica de acumulaciones de polvo; el transporte de residuos de construcción y demolición se realizará en volquetes y/o contenedores cubiertos con lonas; reducción de la velocidad de circulación de los vehículos en la explotación y caminos de acceso; los residuos generados que potencialmente pueden ser arrastrados por el viento, deberán almacenarse al resguardo de éste; los trabajos de desmantelamiento con mayor potencial generador de polvo deberán realizarse, en la medida de lo posible, en días sin viento; durante la realización de operaciones de carga y descarga de escombros, se reducirá al máximo posible la altura de descarga de los mismos; en caso de actuar sobre zonas de suelo sin pavimentar, se deberá adecuar la capa de rodadura mediante su compactado y/o adición de zahorras.

La presente autorización se otorga sin perjuicio del resto de autorizaciones y licencias que le resulten exigibles. Contra la presente resolución, que no pone fin a la vía administrativa, podrá interponerse recurso de alzada ante la persona titular de la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, en el plazo de un mes, desde el día siguiente al de su notificación.

Mayte Fernández: “Cuando se cierra una puerta, ojalá se abra una ventana”

Por su parte, la alcaldesa de Puertollano, Mayte Fernández, aseguraba a preguntas de los periodistas en este sentido que “cuando se cierra una puerta, ojalá se abra una ventana”, aunque en este caso era “la crónica de una muerte anunciada que tenía que llegar”. Sin embargo, la mandataria municipal ha vuelto a poner sobre la mesa que “hemos luchado hasta la saciedad para que nos escucharan y alguien con sensatez viera que era un error que Elcogas desapareciera”, y más si se atiende a la gran inversión pública que supuso la central.

También y ante los rumores de la compra de esta central por un tercero, la alcaldesa se ha mostrado muy cautelosa, apelando a que tienen que ser los accionistas de Elcogas los que disipen estas dudas. No obstante, ha matizado que hay una “línea de evacuación muy importante, y valores y bienes que son útiles para el desarrollo económico y para el futuro de esa zona”.

Pese a la carga negativa que esta noticia conlleva y a la pérdida de puestos de empleo, Fernández se queda con “las ventajas competitivas de la zona”, por lo que afirma que “hay que dejarse de lamentos y trabajar en las nuevas oportunidades” que podrían atraer actividad económica en el futuro a esa zona. En definitiva, para la alcaldesa ahora es el momento de “reinventarnos porque Puertollano tiene que garantizar su futuro”.