Puertollano

El convenio ha sido firmado por la alcaldesa Mayte Fernández y Ramón Moya, presidente de la Hermandad de Donantes de Sangre

El Ayuntamiento de Puertollano renueva su compromiso con los Donantes de Sangre con la aportación de 5.000 euros

La Comarca

04/05/2017

(Última actualización: 05/05/2017 11:08)

Imprimir

El Ayuntamiento y la Hermandad de Donantes de Sangre de Puertollano y su Area de Salud han firmado un convenio por el que el consistorio aporta la cantidad de cinco mil euros dirigida a la colaboración y la contribución activa a cubrir total y plenamente con donación altruista las necesidades de sangre y plasma de los centros sanitarios del Sescam que lo puedan precisar.

El convenio ha sido firmado por la alcaldesa Mayte Fernández y Ramón Moya, en su calidad de Presidente de la Hermandad de Donantes de Sangre y su Area de Salud.

El convenio recoge que el Ayuntamiento, como órgano encargado de desenvolver la política social en la ciudad y en su tarea de promoción de la solidaridad social, pretende conseguir la mayor participación de las asociaciones en la vida local.

Por su parte, la Hermandad de Donantes de Sangre de Puertollano es una entidad sin ánimo de lucro y que según sus Estatutos entre sus fines está colaborar y contribuir activamente a cubrir total y plenamente con donación altruista las necesidades de sangre y plasma de los centros sanitarios del Sescam que lo puedan precisar.

Compromiso de solidaridad

La alcaldesa ha subrayado la disposición del Ayuntamiento para colaborar con los donantes de sangre "porque ellos simbolizan muy bien la solidaridad de Puertollano y su compromiso y trabajo altruista reflejan el comportamiento de nuestros ciudadanos. Por ello, estamos encantados en aportar nuestro grano de arena con este convenio para que la Hermandad siga funcionando y realizando su actividad".

Donar sangre

La Hermandad de Donantes de Sangre de Puertollano lleva décadas haciendo de la solidaridad su razón de ser. En enero de este año puso en marcha un nuevo servicio de donación de plasma, que ya se ha activado en dos ocasiones.

Donar plasma es más inocuo que donar sangre (aunque lleva un poco más de tiempo), porque en quince días el paciente puede volver a donar y solo con beber líquido se recupera. Con un solo pinchazo se extrae la sangre del paciente, que pasa por la máquina que la centrifuga para desproveerla de glóbulos blancos, rojos y otras células y lo sobrante se devuelve de nuevo al donante.