Nacional

UNICEF Comité Español propone una serie de recomendaciones para reducir el impacto del cambio climático en la infancia en España

El cambio climático afectará de manera particular a millones de niños y niñas en España

Las altas temperaturas, las olas de calor y frío, y calidad del agua y el aire tendrán un impacto mayor en los niños porque son los más vulnerables a estos efectos

La Comarca

21/04/2017

(Última actualización: 22/04/2017 15:55)

Imprimir

España es uno de los países europeos más afectados por el cambio climático. Sus efectos tienen el poder de transformar la economía y fisonomía del país, y someter a la población a olas de calor y frio, temperaturas extremas, falta de agua y mayor contaminación del aire, según el informe El Impacto del cambio climático en la infancia en España lanzado hoy por UNICEF Comité Español en colaboración con la Fundación Ecología y Desarrollo (ECODES).

El cambio climático es una amenaza creciente y sin precedentes en el contexto mundial. Sus consecuencias afectan la gestión de riesgos como el hambre, las epidemias, los desastres naturales, las migraciones o los recursos naturales como el agua. “Consumimos más recursos de los que necesitamos y muchos más de los que la Tierra es capaz de generar o de reciclar de manera natural. A este ritmo, necesitamos 1,6 planetas para satisfacer nuestro modelo actual de consumo, y eso debe cambiar”, asegura Cristina Monge, directora de Conversaciones de ECODES.

Los niños se verán afectados de manera desproporcionada, especialmente en las zonas donde la pobreza es más aguda. Se estima que en la próxima década el cambio climático afectará a unos 175 millones de niños al año. La reducción de la producción agrícola, que se estima entre el 10 y el 25% a nivel mundial en las próximas décadas, dejará para 2030 casi 95.000 muertes adicionales de niños menores de 5 años cada año debido a la desnutrición.

“El cambio climático tiene el potencial de minar los avances que se han conseguido en materia de supervivencia infantil a nivel mundial y también impacta en el bienestar de niños y niñas en España. Las altas temperaturas, las olas de calor y frío, y calidad del agua y el aire impactan de forma especial en nuestros niños porque son los más vulnerables a estos efectos”, ha comentado Maite Pacheco, directora de Sensibilización y Políticas de Infancia de UNICEF Comité Español.

En España, al ritmo de crecimiento de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI), podríamos llegar a sufrir aumentos de temperatura de 5ºC para el año 2050.

Los niños son especialmente vulnerables a la subida de las temperaturas. Cuanto más pequeño es el niño, más vulnerable. Los bebés prematuros pueden sufrir secuelas en su desarrollo neurológico, problemas en su función respiratoria y su crecimiento. Las

temperaturas extremas son también responsables de las hospitalizaciones de niños menores de 14 años por causas gastrointestinales.

En el Mediterráneo, el nivel del mar ha subido entre 2,4 y 8,7 milímetros cada año desde la década de los 90. En España, las zonas costeras han sufrido un aumento de las regiones amenazadas por la subida de la cota de mar en las provincias de Barcelona, Valencia, Guipúzcoa, Málaga y Cádiz. Esta subida del nivel del mar pondrá en riesgo a más de 2 millones de niñas, niños y adolescentes entre los cero y los diecisiete años de edad que residen en estas provincias.

Además, con el aumento de temperaturas, los niños y niñas sufrirán un aumento de las alergias y las enfermedades respiratorias, lo que obligará a los servicios médicos y a las familias a adaptarse y tomar medidas adicionales. Estos efectos se ven agravados por la presencia de otros elementos perjudiciales para la salud respiratoria de la infancia, como la contaminación urbana.

“A día de hoy, tenemos una coyuntura de oportunidades. España debe abordar el cumplimiento del Acuerdo de París y promover una nueva Ley de Cambio Climático y Transición Energética”, señaló Pacheco. En este sentido, el informe propone una serie de recomendaciones para reducir los riesgos del cambio climático en España que incluyen:

• Poner en marcha medidas ambiciosas para reducir los Gases de Efecto Invernadero (GEI) para asegurar que no sobrepasamos el umbral de los 2ºC -punto sin retorno-, a partir del cual, no será posible la adaptación a los impactos del cambio climático.

• Promover el enfoque de derechos de infancia en las políticas, normativas y los presupuestos sobre medio ambiente, salud y lucha contra la pobreza.

• Promover la adecuada inversión pública y los recursos necesarios para garantizar la implantación de las políticas de adaptación y mitigación del cambio climático, desde un enfoque de derechos de infancia.

Nuestros niños y nuestros jóvenes serán los más beneficiados. Actuar hoy supone garantizar el futuro de la sociedad y, de esta manera, garantizar los derechos y el bienestar de la infancia española, y del resto de los países.

Acerca de UNICEF

UNICEF promueve los derechos y el bienestar de todos los niños y niñas en todo lo que hacemos. Junto a nuestros aliados, trabajamos en 190 países y territorios para transformar este compromiso en acciones prácticas, centrando especialmente nuestros esfuerzos en llegar a los niños más vulnerables y excluidos para el beneficio de todos los niños, en todas partes.