Nacional

Los compradores europeos pisan el acelerador aprovechando la debilidad de los ciudadanos británicos tras el Brexit

El mercado inmobiliario español se fractura en dos

La Comarca

19/04/2017

(Última actualización: 20/04/2017 10:00)

Imprimir

El mercado inmobiliario español siempre ha puesto a los compradores británicos en su punto de mira, aunque a la postre representan únicamente 1 de cada 5 ventas a extranjeros en nuestro país. De hecho, la mayor parte de las estadísticas del mercado descomponen a los compradores por nacionalidad, presentando a los británicos en el primer puesto. Sin embargo, los compradores europeos son un mercado mucho más grande. Y es que agrupados de forma colectiva, los compradores europeos componen una radiografía muy diferente a la de las estadísticas a las que estamos acostumbrados.

De acuerdo a los últimos datos de Kyero, el primer portal inmobiliario para compradores internacionales en España y el mayor generador de consultas para agentes desde 2003, más del 60% de las consultas a su página web son realizadas por ciudadanos europeos. Desde el pasado verano el número de consultas por parte de este tipo de compradores ha seguido creciendo en el orden de dos dígitos, reflejo de que los europeos encarnan actualmente el verdadero motor de las ventas de inmuebles en nuestro país.

Los pensionistas británicos en retirada

El pasado mes de febrero las visitas a la página web de Kyero por parte de ciudadanos del Reino Unido crecieron un 36% respecto al mismo período del año anterior. Después de meses de crecimiento a un ritmo similar, éste alcanzó su máximo histórico para luego estancarse. Pese a haber alcanzado niveles récord, las consultas de ventas de compradores británicos aumentaron únicamente un 1,5% respecto a febrero de 2016.

Con el Artículo 50 como telón de fondo, parece que los británicos siguen queriendo comprar, pero son cada vez menos propensos a dar el salto de la búsqueda a la compra. Podría decirse que el grupo que más tiene que perder con el Brexit son los pensionistas británicos. La atención sanitaria y las pensiones serán puntos de debate en el proceso Brexit, por lo que los pensionistas prefieren esperar a ver la evolución de estos temas antes de lanzarse a la compra. Desde el portal inmobiliario Kyero ya han detectado signos claros del nerviosismo de los pensionistas británicos, cuyas búsquedas de propiedades en España han caído tras los resultados Brexit.

Aunque es poco probable que cambie materialmente el acceso a los viajes, los derechos de propiedad o la disponibilidad de crédito tras la salida del Reino Unido de la Unión Europea, desde Kyero advierten de que estamos ante un período de discreto interés británico hasta que se normalice la situación. Pese al vaivén de compradores, el precio medio de venta de Kyero se mantiene este mes entorno a los 245.000€.