Daimiel

Noche apacible la del Miércoles Santo, donde el buen tiempo ha propiciado el desfile reposado de la Real e Ilustre Hermandad Sacramental del Cristo del Consuelo

Daimiel: Recogimiento en el Vía Crucis del Cristo del Consuelo

Las cámaras de la televisión regional han inmortalizado varios momentos de este segundo y último Vía Crucis de la Semana Santa daimieleña, que regresaba a San Pedro cerca de las 00:00 horas

La Comarca

13/04/2017

(Última actualización: 13/04/2017 20:07)

Imprimir

Como cada Miércoles Santo, la Real e Ilustre Hermandad Sacramental del Santísimo Cristo del Consuelo procesionaba en Vía Crucis. La salida de la imagen, desde la Iglesia de San Pedro, se producía minutos después de las 22:00 horas, donde más de dos centenares de cofrades desfilaron acompañando al titular, obra que data de 1945 realizada por el imaginero Antonio Castillo Lastrucci.

Noche apacible y con buena temperatura que ha propiciado que la hermandad haya procesionado con tranquilidad recorriendo las 14 estaciones que recuerdan la Pasión y Muerte de Jesucristo.

Como novedad, este año el trono del Cristo del Consuelo estrena una nueva iluminación tenue, que sigue la estética de la anterior. Asimismo han incorporado un nuevo equipo de magafonía para una mejor escucha de las estaciones.

Uno de los momentos álgidos de la procesión ha tenido lugar a su paso por la Plaza de las Mínimas, donde se ha concentrado un buen número de personas. Bajo el azulejo de Nuestra Señora de Las Cruces, donde una veintena de niños de la escolanía ‘Divina Pastora’ han entonado “La Saeta” de Serrat y “Te seguiré” de Frisina al paso de la imagen.

Además, esta procesión ha sido inmortalizada por las cámaras de Castilla-La Mancha Media que ha conectado en directo en varios puntos del Vía Crucis como su salida o la llegada a las Mínimas.

Segundo y último Vía Crucis de la Semana Santa daimieleña, que ha contado con el acompañamiento musical de un trío de capilla, quienes han contribuido a acentuar ese ambiente de recogimiento que desprende esta procesión. Tras dos horas de recorrido por el centro de la localidad, la imagen, empujada por cuatro hermanos, regresaba a su sede canónica, San Pedro.