Región

Con motivo del Día Mundial de la Salud, centrado este año en mejorar la atención y cuidados de personas con depresión

SATSE reclama más enfermeras para poder priorizar el abordaje de la Salud Mental en los servicios sanitarios

El Sindicato de Enfermería denuncia que los servicios de salud de las distintas comunidades autónomas no cuentan con el número necesario de enfermeras, ni tampoco de especialistas en Salud Mental, para asegurar el mantenimiento de la salud de todos los ciudadanos y hacer frente a la depresión y otras enfermedades

SATSE destaca el papel primordial que los profesionales enfermeros desempeñan en la promoción de la salud y en la prevención de la enfermedad de las personas, verdaderos protagonistas del sistema sanitario

La Comarca

07/04/2017

(Última actualización: 07/04/2017 22:45)

Imprimir

El Sindicato de Enfermería, SATSE, se ha sumado a la campaña organizada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), con motivo de la celebración mañana del Día Mundial de la Salud, y que este año se centra en mejorar la prevención y atención a personas afectadas por depresión, la cual provoca angustia mental y afecta a su capacidad para llevar a cabo las tareas cotidianas más simples.

La organización sindical subraya que los profesionales enfermeros desempeñan, un papel muy importante como “agentes de salud”, y, en el caso de las personas afectadas con depresión, realizan tareas de prevención, detección precoz, tratamiento y rehabilitación como parte de sus principales competencias.

SATSE destaca la decisiva labor que desarrollan los profesionales de Enfermería en la acción preventiva y de mantenimiento de la salud de las personas, reclamando más enfermeras en los centros sanitarios, primando el papel de la Atención Primaria, y en los centros escolares, para mejorar la prevención, detección y cuidado de la salud de todos, y específicamente en el caso de la depresión.

Desde el Sindicato se reclama un cambio en el modelo sanitario actual, donde la persona sea el verdadero protagonista, y que el Gobierno central y los de las distintas comunidades autónomas, a través de los servicios de salud que gestionan, valoren la urgente necesidad de establecer políticas más adecuadas para el mantenimiento de la salud, la calidad de vida y el bienestar de los ciudadanos.

Estas políticas deben contener un aumento en el presupuesto sanitario, que permita dotar de recursos humanos y materiales suficientes para la prestación de una atención sanitaria de calidad, con vistas a cubrir también las crecientes necesidades en materia sociosanitaria, de dependencia y de salud mental, apuntan desde SATSE.

Según SATSE, las plantillas de enfermeras están “infradotadas” en todos los servicios de salud. De ahí que reclame un aumento de las mismas para que los profesionales de Enfermería puedan potenciar las actuaciones preventivas y de promoción de salud, y que resultan imprescindibles para el control, seguimiento y fomento de la autonomía del usuario en el cuidado de su enfermedad crónica, la adherencia al tratamiento y seguimiento farmacoterapéutico, especialmente en el abordaje de las personas con depresión, y en las cada vez más prevalentes situaciones de dependencia.

De otro lado, recuerda que, pese a que fue en 2005 cuando se aprobó el Real Decreto de creación de las especialidades de Enfermería, entre ellas, la de Salud Mental, ésta sólo se ha implantado en muy pocos servicios de salud y casi de manera testimonial. Por ello, demanda la creación de la categoría de enfermero especialista en todos los servicios autonómicos de salud, así como un plan para la implantación progresiva de los puestos de trabajo de especialista, a fin de dotar al sistema sanitario de recursos suficientes y necesarios para atender a colectivos que precisan una atención más especializada.