Provincia

En un comunicado de prensa

CCOO denuncia la acumulación de envíos en Correos de Puertollano y provincia por falta de contratación y recorte de plantilla

La situación es especialmente preocupante en Alcázar de San Juan y Ciudad Real capital, así como en Manzanares, Daimiel, Valdepeñas o Puertollano

La Comarca

20/03/2017

(Última actualización: 20/03/2017 21:02)

Imprimir

CCOO, sindicato mayoritario en Correos, tanto a nivel estatal como en la provincia de Ciudad Real, ha denunciado las “nefastas consecuencias” que la falta de plantilla está provocando para la prestación del servicio postal público a los ciudadanos, reflejadas en el colapso y la acumulación de miles de envíos postales tanto en la capital como en diferentes localidades de la provincia.

Frente a las medidas de la Dirección, CCOO ha hecho público su “rechazo sin matices al recorte de empleo, la inasumible falta de contratación y la política de supresión de puestos de trabajo, que están dejando por el camino los derechos ciudadanos y de los trabajadores y debilitan el Correo Público de nuestro país”.

En este sentido, el sindicato ha denunciado que la eliminación de 15.500 puestos en Corroeos en los últimos cinco años, cerca de 100 en la provincia de Ciudad Real, y la insuficiente contratación, están provocando acumulaciones de envíos, retrasos en el reparto de la correspondencia y sobrecargas de trabajo en los trabajadores.

Concretamente, CCOO ha señalado la “preocupante situación” del servicio postal público en las localidades de Alcázar de San Juan, donde se han suprimido tres puestos de trabajo en reparto y donde los trabajadores y trabajadoras deben asumir dobles cargas de trabajo de manera permanente. Idéntica situación está soportando la plantilla en Ciudad Real capital, donde se han suprimido nada menos que 5 secciones de reparto, de un total de 35, y en otras localidades como Manzanares, Daimiel, Valdepeñas o Puertollano, en las que cada trabajador tiene que repartir dos barrios.

Por si fuera poco, la supresión de 9 puestos de trabajo en el ámbito rural en los últimos meses y el recorte de servicios en otros 40, que en muchos casos dejan de prestar el servicio de oficinas, se suma a los recortes en centros urbanos, afirman.

CCOO rechaza estos severos recortes y exige a la Dirección de la empresa, además de la convocatoria de bolsas de empleo y la resolución de la consolidación de empleo fijo correspondiente a 2016, la convocatoria de las 2.450 plazas a convocar en 2017 (procesos todos ellos negociados y acordados con CCOO) y de forma inmediata medidas concretas en materia de contratación para poner fin a unas medidas que están perjudicando seriamente a los ciudadanos y a los trabajadores y trabajadoras en su conjunto. De no modificarse la situación, el sindicato ha anunciado medidas de presión, sin descartar acciones de movilización en las próximas semanas, finaliza el comunicado de prensa.