Región

El sindicato denunció hace semanas el fraude de San Román e instó a la Inspección de Trabajo a intensificar la vigilancia sobre las agencias privadas de colocación

CCOO CLM se congratula por el cierre por parte del Gobierno regional de trece “sedes fantasma” de la agencia de colocación San Román

“Es bochornoso que se quiera hacer negocio con el desempleo y con el sufrimiento de las personas”

La Comarca

06/03/2017

(Última actualización: 06/03/2017 21:35)

Imprimir

CCOO de Castilla-La Mancha se congratula por el cierre, por parte del Gobierno regional, de trece “sedes fantasma” de la agencia privada de colocación San Román, tras las denuncias de la Inspección de Trabajo y de este sindicato, como ha informado la Cadena Ser.

La secretaria regional de Empleo de CCOO CLM, Lola Santillana, recuerda que este sindicato instó a la Inspección de Trabajo y Seguridad Social a “intensificar la vigilancia sobre las agencias privadas de colocación para evitar fraudes como el de San Román, al considerar que ésta no funciona en nuestra región como agencia de colocación en los términos exigidos por la legislación”.

CCOO visitó las oficinas, o mejor dicho supuestas oficinas, con las que cuenta San Román en nuestra región, comprobando que en muchos de los casos de trata de “locales fantasma, naves vacías sin ningún rastro de actividad más allá de una fregona que puede verse desde la puerta, en otros casos se instala supuestamente en distintos centros de formación, asesorías, autoescuelas, etc, en los que al preguntar por esta agencia de colocación resulta desconocida y en el mejor de los casos disponen de un buzón donde se pueden depositar los currículums, que en otros se recogen en la plaza del pueblo”.

El sindicato ha constatado además que los locales de San Román carecen de distintivos o rótulos identificativos, únicamente en algunos de ellos un folio impreso pegado en la puerta.

“Es bochornoso que se quiera hacer negocio con el desempleo y con el sufrimiento de las personas. Esas ansias del PP por cargarse lo público, por privatizar enriqueciendo a sus amigos y a su entorno más cercano, desmantelando los servicios públicos de empleo. Es un despropósito que se esté invirtiendo dinero público, de todos y todas, que se está quitando del presupuesto destinado a los servicios públicos de empleo y a las políticas activas de empleo para dárselo a este tipo de agencias privadas de colocación, a las que únicamente les mueve el interés económico, y que, además, como en el caso de San Román, está quedando demostrado que es un fraude”, denuncia Santillana.

Las agencias privadas de colocación cobran entre 300 y 3.000 euros de dinero público por encontrar trabajo a las personas que están en desempleo, cuantía que depende de la edad de la persona y del tiempo que lleve en el paro. Basta con que la duración del contrato sea de seis meses, y en el caso de que se prolongue por un periodo de tiempo mayor perciben un incentivo del 50% de las cantidades por inserción.

Si se encuentra empleo a personas que sufren algún tipo de discapacidad o que están en riesgo de exclusión social, se añade un plus de 1.000 euros, explica Santillana, quien indica que existe también la denominada cuantía por adscripción, una cantidad fija que la administración contratante podrá abonar por cada persona cuya inserción se encomiende.

Además, denuncia CCOO, se pretende utilizar a estas agencias privadas de colocación para “perseguir a las personas que están en desempleo” puesto que perciben in incentivo de hasta un 15% por denunciar fraudes en el paro.

CCOO de Castilla-La Mancha sigue defendiendo que la función de intermediación laboral se haga desde los servicios públicos de empleo, pero que mientras se siga haciendo desde estas agencias privadas de colocación se intensifique la vigilancia sobre ellas. “Ante un problema de tal magnitud como es el desempleo no pueden tener cabida este tipo de estafas”, concluye la responsable regional de Empleo de CCOO.