Opinión

Artículo publicado en El Emparrao

Méndez Moya Tempranillo 2009

José F. Buitrón

06/03/2017

(Última actualización: 06/03/2017 21:36)

Imprimir

Continuamos recibiendo vientos de Sierra Nevada, esta vez con un monovarietal de tempranillo de la bodega Méndez Moya. Se trata de un vino ecológico con 20 meses de barrica. Estamos abriéndolo a casi 8 años de su fecha de cosecha, por tanto esperamos un vino evolucionado, y con la expectación de ver como lo ha estructurado esos meses de madera.

A primera vista nos vuelve a sorprender la capa y los tonos intensos, evidentemente se ven colores de evolución, pero costaría adivinarla con solo valorar eso, con solo verter el vino en la copa nos está diciendo que está más que vivo. En cuanto a aromas es un festival de frutas maduras y compotadas, pero hay mucho más, cacaos, tabaco y elegantes tostados. En boca es largo y muy fiel a su nariz, intenso y elegante, su paso es suave y persistente.

Beber vino sin tonterías

Si abrimos una botella de este vino es para acompañar a un chuletón de buey o a un guiso de ciervo, por lo menos. También es un vino que se puede disfrutar solo, en una sobremesa larga, charlando sobre Plinio “el viejo”, eso sí, nunca sacar a debate los pensamientos de Kant, que todos sabemos lo mal que armonizan con el tempranillo.