Provincia

Nota de prensa municipal

El Ayuntamiento de Bolaños repara las filtraciones de agua en el pabellón deportivo cubierto Matías Gómez

La instalación ha presentado durante varios años problemas en la ejecución de su techumbre, ocasionando filtraciones de agua a través de la misma que acababan cayendo tanto en la superficie de la pista, como en otras dependencias. Una reciente actuación parece haber aportado la solución definitiva para evitar el peligro de los usuarios y regularizar así la programación en este escenario deportivo

La Comarca

02/03/2017

(Última actualización: 03/03/2017 10:01)

Imprimir

El Ayuntamiento de Bolaños parece haber encontrado la solución definitiva a los problemas presentados a lo largo de varios años en la cubierta del pabellón deportivo Matías Gómez cuya techumbre, en mal estado, lleva ocasionando filtraciones de agua que acababan cayendo en la superficie de la pista, dificultando así el uso regular de este espacio deportivo.

Recientemente el alcalde de Bolaños, Miguel Ángel Valverde, acompañado del concejal de Deportes, Julián Alberto Rubio Navarro, y del concejal del área de Urbanismo, José Manuel Labrador Rubio, han visitado las instalaciones del pabellón deportivo para realizar el seguimiento de la correcta ejecución de esta última obra, que al parecer será la que acabe definitivamente con los problemas de las filtraciones de agua.

Recuerda el regidor de Bolaños, Miguel Ángel Valverde, que “esta instalación deportiva, cuya obra fue finalizada en el año 2007, fue ejecutada por una empresa que entró en concurso de acreedores, y que por tanto, está desaparecida, con lo cual resulta imposible la reclamación de las responsabilidades de estos desperfectos a la empresa que construyó la infraestructura deportiva”, ha señalado.

Este pabellón deportivo terminado en el año 2007, ha presentado este problema de estructura desde prácticamente el comienzo de su funcionamiento, no solo en estos momentos. Ha sido durante la legislatura pasada cuando se han acometido diferentes obras para reparar esta circunstancia. Ante la constatación de que estas obras de mantenimiento han sido insuficientes, se ha determinado acometer una nueva actuación con una nueva empresa para conseguir detener la entrada de agua en el recinto.

La cubierta del pabellón presentaba desperfectos tanto en la cubierta como en la pared oeste de la instalación, la cual tenía una parte realizada a base de aluminio y de cristal con ventanales y otro de los problemas eran los canalones.

El proceso de montaje de la cubierta, que no fue realizado de forma adecuada, llegó a producir filtraciones. El objetivo era detectar si provenían de las juntas o de las canaletas, ya que dichas fugas de agua iban directamente a parar a la pista del pabellón.

Recuerda el concejal de Deportes que “desde el Ayuntamiento de Bolaños, durante los últimos años, se ha subido a la cubierta varias veces con miembros de diversas empresas especialistas en la materia para intentar detectar cuáles eran las causas que provocaban estas filtraciones, unas goteras que obligaban a suspender eventos deportivos, trastocando, de esta forma la programación diseñada para esta instalación”.

Continúa el edil explicando que “todos los especialistas que estudiaron el problema iban realizando su propio diagnóstico, otorgando soluciones que se ponían en práctica sin paliarlo definitivamente, ya que aunque las medidas tomadas, parecía que iban a ser las definitivas, finalmente, acababan apareciendo las mismas goteras que al principio, debido a los contrastes de temperatura y a otras causas”.

Durante el proceso de construcción de la pared oeste no se habían respetado las juntas de dilatación y con el paso del tiempo, estas juntas empezaron a dar problemas al igual que el sellado de los cristales. También se llevaron a cabo actuaciones, pero al tratarse de la pared oeste, y normalmente llover de oeste a este, la lluvia continuaba golpeando directamente sobre este muro, produciendo filtraciones que iban a los pasillos donde se sitúan los vestuarios.

Los canalones fueron montados con piezas de gran tamaño sin respetar las juntas de dilatación. Dichas juntas se tapaban, pero con el paso del tiempo, también se degradaban. Además, estos canelones no eran los adecuados, puesto que al ser la cubierta de una sola vertiente, todo el agua que caía sobre ella, iban a desembocar siempre en un solo canalón, produciendo desbordamientos de agua que terminaba en los vestuarios y en el pasillo.

A pesar de llevar a cabo diversas actuaciones en estas tres partes de la instalación, nunca se llegó a solucionar el problema de forma total, hasta que finalmente este año se ha logrado contactar con otras empresas que han analizado y evaluado las actuaciones previas realizadas, llegando a conocer la solución definitivamente. Dicho procedimiento consiste en montar una sobrecubierta de chapa en la parte de la cubierta, respetando la distancia entre la anterior cubierta y la nueva para introducir aislante, evitando así que las gotas caigan en la pista y potenciando el aislamiento de la instalación.

En la parte oeste se ha instalado un pequeño porche o tejado que evita que la lluvia vaya a parar a este muro y a la propia cristalera.

Mediante la recanalización de los nuevos canalones y nuevos tubos que van a conducir el agua, se consigue que parte del agua proveniente de forma directa de la cubierta, sea reconducida directamente al sumidero, de manera que la mitad del agua caída en la cubierta, irá directamente al sumidero, y en el canalón existente caerá así solo la mitad del agua, evitando su desbordamiento y la caída de agua al pasillo y vestuario.

Continúa el concejal de deportes diciendo que “gracias a los dos años de garantía otorgados por la empresa a la hora de poner en marcha la obra, desde las áreas pertinentes del Ayuntamiento, se va a evaluar la labor para tratar de que estos problemas no surjan nuevamente. Esperamos que esta sea la solución definitiva a un problema que viene de lejos y ha afectado a la programación deportiva de este espacio en varias ocasiones”.