Daimiel

Entre coplas, pasodobles y popurrís, rl Pabellón Ferial acogió en la noche del viernes la toma de posesión de su figura más característica del carnaval

Juan Ángel García Muñoz presume ya de su bastón tras ser proclamado Máscara Guarrona 2017

Juan Ángel García Muñoz ya tiene la máxima distinción carnavalera que recogió caricaturizado del Rey Emérito Don Juan Carlos y a la que le precedió un mensaje institucional como 'Rey del Carnaval'. Una original performance que sirvió de aperitivo a la 26ª Exhibición de comparsas y chirigotas

La Comarca

25/02/2017

(Última actualización: 26/02/2017 20:26)

Imprimir

La Máscara Guarrona 2017 ya ejerce como tal en el Carnaval daimieleño. Un desenfadado Juan Ángel García Muñoz recogía de manos de José Mari Díaz Salazar el relevo que lo convertirá en el “Rey del carnaval” del año en ciernes. Y el apelativo no iba a ser arbitrario, ya que el protagonista de la noche hizo su entrada ataviado con el uniforme militar real, escoltado por varios guardaespaldas, representado al Rey Emérito Don Juan Carlos.

Con el himno de España sonando, y algo tambaleante, llegó hasta el escenario, donde tras un cambio de ritmo, y al son del famoso tema de Giorgie Dann ‘Carnaval, te quiero’, acabó en una conga junto a todas las Máscaras Guarronas de años anteriores que, como manda la tradición, poblaban el escenario con sus disfraces y acompañaban al protagonista de la noche. Siguiendo con su papel, sus primeras palabras quiso dedicarlas parodiando el Mensaje Real de cada 24 de diciembre, y justo dos meses después, invitó a que “todos saquen sus disfraces, porque el carnaval es para disfrutar nosotros, y hacer disfrutar a los demás”.

De nuevo frente al micrófono, pero hablando ya desde una perspectiva más sosegada, reconocía que su único deseo es “pasarlo feliz, contento, alegre y de una manera ordenada, respetando siempre a los demás”. José María Díaz Salazar, entregó el cetro de mando a su sucesor para después fundirse en un emotivo abrazo. El alcalde de la localidad, Leopoldo Sierra, y el concejal de Festejos, Román Ortega se encargaron de imponer la medalla correspondiente y un cuadro conmemorativo en el que podía verse una representación de su personaje más conocido, Groucho Marx.

Sierra quiso aprovechar la velada, para recordar que “desde el Ayuntamiento, se encargan de ofrecer un carnaval al gusto de todos, para niños, adultos, con bailes, desfiles, monólogos y chirigotas”. También quiso expresar “sus mejores deseos para la máscara guarrona saliente, y felicitar al nuevo portador de ese bastón, merecedor sin lugar a dudas de esa distinción”. Finalmente, recordó a todo el público, que aprovechen estas fiestas “para disfrutar, cargarse de energías positivas, y aprender a reírnos de todo y de todos”.

La proclamación finalizó con el obsequio en forma de pito chirigotero que Julián Hernández Núñez de Arenas, Máscara Guarrona 2015, quiso entregar a Juan Ángel García Muñoz, el cual se despidió agradeciendo a sus seres queridos, amigos y familiares, a la persona que pensó en él para ostentar el cargo, y en especial a Pilar, aquella que lo animó a seguir adelante en esta nueva etapa.

El acto se completó con la XXVI Exhibición de Murgas, Comparsas y Chirigotas. Se subieron al escenario a cinco grupos, cuatro de ellos de la localidad más el grupo invitado que llegó desde Puertollano. Entre pasadobles, coplillas, popurrís y muchas chanzas, en primer lugar la Comparsa de la 'La Góndola', con su temática “Hechizadas”, quisieron representar a uno de los distintivos de la localidad, las brujas de Daimiel. Tras ellas, las monjas de la Chirigota 'El Chinchón', con su “Con-vento fresco”, aportaron su peculiar versión de un convento de religiosas. Siguiendo con los grupos masculinos, la Chirigota El 'Culo de la Manola' llenó de madera y virutas el escenario, ya que todos sus componentes se metieron en el papel de carpinteros armados con metro, palos y serruchos. Finalmente, cerraron el turno de locales el grupo de chicas 'Hasta que el Cuerpo Aguante', que haciendo honor al nombre de su chirigota, decidieron irse de despedida de soltera con novia incluida.

Todos y cada uno de ellos, dieron un repaso y crítica social a los temas más candentes en la actualidad, en la vida política o social. No se dejaron atrás algunas sátiras a la localidad, siendo protagonistas indiscutibles de la noche los olores que acucian a Daimiel, la salida de la concejal de Turismo por motivos personales o los artilugios de Capiscan instalados en las calles para los excrementos caninos. Pusieron el broche final el grupo invitado 'Vaya Trola', de Puertollano, que representaban a un grupo de gitanos que como decían sus coplillas “vendían bragas, melones y sujetadores, a pie, a mola o en fragoneta”.

Un año más, el carnaval de Daimiel daba su pistoletazo de salida con una noche cargada de emoción, risas y festejo, que llenó casi al completo las localidades del Pabellón Ferial.

El carnaval continúa el sábado con el concurso infantil de disfraces en distintas categorías que concluye en el Pabellón Ferial, foco central de la actividad daimieleña en estos días.