Opinión

Cartas al Director

Tratamiento forestal y podas de pinos en la Dehesa Boyal de Puertollano

Fernando Fernández Casado

08/02/2017

(Última actualización: 09/02/2017 21:47)

Imprimir

Soy un modesto corredor, que lleva más de 30 años visitando nuestros queridos pinos, casi a diario.

En primer lugar, he de decir que no he firmado el manifiesto en defensa de la Dehesa Boyal de la plataforma medioambiental de Puertollano. Desconozco si técnicamente era o no aconsejable un clareo en esa zona.

En mi opinión, si creo que era necesaria una limpieza, primero, para talar algunos pinos que estaban muy juntos e impedían su normal desarrollo, y segundo, para eliminar las ramas secas. Ahora bien, una cosa es como estaban antes de la tala, y otra muy distinta es, como los están dejando. Entre ambas actuaciones, dejarlos tal cual y la tala desproporcionada que se está llevando a cabo, existe un término medio. Creo, según mi entender, que se están talando demasiados pinos, y que muchos se podrían haber salvado. Me pregunto, ¿por qué se talan los más próximos a la carretera o al camino, cuando son los que más claridad tienen, menos interfieren en el crecimiento y los que tienen más desarrollo?

Por otra parte, me gustaría saber: ¿dónde están las trampas para procesionarias, que colgaban de esos pinos, que ahora han sido talados?; ¿alguien ha advertido a los trabajadores forestales de su existencia? Supongo que habrán sido convenientemente retiradas y que se volverán a poner. Si como me temo, nadie lo ha hecho, me gustaría saber quién asume la responsabilidad por no haberlo realizado.

En la comarca del día 30/11/2016 una noticia titulaba: Aconsejan no transitar por algunas zonas de la Dehesa Boyal de Puertollano por fumigación contra la procesionaria. Me pregunto, quién es el lumbreras que fumiga y, eso que ha fumigado, lo tala días después. Digo yo, que se podrían haber ahorrado la fumigación, el producto para fumigar, las advertencias a la población para que no transiten por esa zona, el perjuicio para el medio ambiente, si sabían, que escasos días después, iban a comenzar los trabajos de tala.

Resulta que, llevamos años conviviendo y padeciendo la plaga de procesionarias, (sin tratamientos de ningún tipo) porque parece ser que no estaban permitidas las fumigaciones, (por no sé qué normativa europea) y el año que los fumigan, (ahora sí) e instalan trampas ecológicas para procesionarias, van y los talan. ¡Menudo despropósito!