Ciudad Real

Galisteo denuncia falta de transparencia y critica que los vecinos se hayan tenido que enterar por los medios de comunicación de que han aparecido grietas en un edificio de la zona

El Grupo Popular se hace eco del “miedo y de la preocupación” de los vecinos de la Plaza Cervantes y exige a Zamora “que dé explicaciones y no escurra el bulto”

Aurora Galisteo denuncia que nadie se ha dirigido a los vecinos y comerciantes para explicarles por qué han aparecido grietas en un edificio o las medidas de seguridad adoptadas “en lo que, sin duda, es una actitud irresponsable y poco fiable tanto de Zamora como de su concejal de Urbanismo”

La Comarca

08/02/2017

(Última actualización: 09/02/2017 20:47)

Imprimir

La viceportavoz del Grupo Municipal Popular del Ayuntamiento de Ciudad Real, Aurora Galisteo, se ha hecho eco del “miedo y de la preocupación” de los vecinos de la Plaza Cervantes por las obras que se están realizando.

Según ha indicado en rueda de prensa, los vecinos, comerciantes y hosteleros de la zona critican la desinformación y la falta de transparencia de Zamora y del concejal de Urbanismo, Alberto Lillo. Considera que “no es de recibo” que Zamora -a la que se le llena la boca hablando de participación, de transparencia y de escuchar a los vecinos- indicara a los medios de comunicación, el viernes pasado, que días atrás habían aparecido unas grietas en el muro de unos edificios colindantes al demolido y que no dé más explicaciones ni a los vecinos de esos edificios, ni a los que regentan los locales comerciales sobre lo ocurrido y sobre las medidas de seguridad que se han adoptado “en lo que, sin duda, es una actitud irresponsable, y poco fiable, tanto de Zamora como de su concejal de Urbanismo”.

En este sentido, ha recordado que Pilar Zamora aseguró meses atrás que se iba trabajar “con muchísimo cuidado” y que la obra está siendo “estrictamente vigilada”. Sin embargo, la realidad es que los vecinos, comerciantes y hosteleros no saben nada de lo que se está haciendo en la plaza y, sobre todo, se han enterado por los medios de comunicación de que se han abierto grietas en sus casas.

Al parecer, y según explicó Zamora, ésta fue la razón de que, días atrás, los vecinos se encontraran con que el paso fue cortado mediante unas vallas por la Policía Local, vallas que días después se retiraron. Además, la alcaldesa aseguró que los técnicos municipales estaban supervisando los inmuebles de la plaza por si se detectaba “algún problema” y, en consecuencia, fuera necesario instalar algún elemento de seguridad en los edificios.

“Ni a Zamora ni a Lillo, adalides de la participación, se les ha ocurrido pensar que estas declaraciones iban a generar desasosiego y preocupación en los vecinos de la zona”, ha aseverado.

Aurora Galisteo ha recordado las ruedas de prensa que el concejal Lillo daba siendo concejal en la oposición alarmando a la población y diciendo que la plaza se hundía y que Cervantes se ladeaba pero, una vez que han llegado al Gobierno tras perder las elecciones, tardaron un año entero en abordar esta obra y lo hicieron después de que el Grupo Municipal Popular presentara, en marzo, una moción sobre este proyecto.

La viceportavoz popular ha lamentado, además, las “vaguedades e imprecisiones” del equipo de Gobierno y ha preguntado a Lillo si hay estudios o no los hay, si hay problemas de seguridad, por qué estuvieron los bomberos en la plaza hace unos días, si hay vigilancia y si se están haciendo controles.

Además, Galisteo ha recordado que, tras la realización de dos estudios geotécnicos sobre el subsuelo de la plaza –que, según indicó el edil Alberto Lillo, mostraban con claridad las importantes deficiencias en el subsuelo y la inconsistencia del terreno- le escuchamos decir, a preguntas del Grupo Municipal Popular, que no sabía lo que había ahí abajo y añadía que se habían hecho estudios con cámaras, tomografías y sondeos electrofísicos, pero todo cambia completamente en cinco metros.

De igual manera, ha destacado que, tras adjudicar las obras a una empresa en “baja temeraria”, les escucharon decir que la plaza se iba a abrir en canal, luego que se iba a hacer por partes y que se vería afectado el aparcamiento de la plaza Mayor y, finalmente, nadie sabe cómo se van a hacer esos trabajos.

“Es inaudito que Zamora y el propio concejal de Urbanismo se escondan tras el arquitecto municipal, que no den explicaciones y que tenga que esperar a dar una rueda de prensa sobre la remodelación de su Gobierno para responder las preguntas de los periodistas poniendo, de nuevo, en evidencia que con este tema tan delicado ha intentado escurrir el bulto, como lo está haciendo con el asunto del aparcamiento de su Jaguar en prohibido, un asunto del que todavía estamos esperando una explicación”, ha apuntado.

Por su parte, María José Calderón, concejal del Grupo Popular y vecina de la Plaza Cervantes, ha asegurado que los vecinos “están preocupados y que están empezando a tener miedo”. Desde el equipo de Gobierno les han dado informaciones contradictorias y solo saben lo que se ve y es que se ha delimitado una zona de la plaza, paralela a los edificios, y ahí se está trabajando.

Tal es la preocupación ante la falta de información y ante los daños que dicen que se han detectado en los cimientos de uno de los edificios, que una asociación de vecinos ha solicitado por escrito información al equipo de Gobierno sobre el desarrollo de las obras y una reunión con la alcaldesa.

Adjuntos

Audio de Corte Aurora Galisteo - 1:

Audio de Corte Aurora Galisteo - 2: