Región

Fin de semana de fiesta

Las Aguedas han tomado el mando de la villa almorcileña este fin de semana

El sábado, Martina Ortega fue elegida alcaldesa de Santa Agueda, recibiendo el bastón de mando del Ayuntamiento de manos de Elena Gordon, alcaldesa de Almonacid, y dando con ello paso a una sencilla pero emotiva celebración

La Comarca

06/02/2017

(Última actualización: 07/02/2017 09:52)

Imprimir

Almonacid de Zorita ha celebrado este fin de semana la fiesta de las 'Aguedas'. Según cuentan los mayores del pueblo, la costumbre era que cuando un niño o niña venía al mundo, se le fuera a recibir a su casa, con la imagen de la Santa. Ayer hizo diecinueve años que el Grupo de Baile de Almonacid rescató la costumbre de vivir esta fiesta, de la mano de unas clases de folklore tradicional, de cantes y bailes, que acarrearon además la confección de trajes típicos que aún hoy se lucen en la fecha señalada.

El sábado, a las 6 de la tarde, y en el Ayuntamiento, las mujeres se reunieron en el salón de plenos para elegir a la que iba a ser la alcaldesa de la Aguedas 2017. Este año el honor le ha correspondido a Martina Ortega, que es precisamente una de aquellas que rescató la tradición del olvido. Recién elegida, la alcaldesa de Almonacid, Elena Gordon, le entregó el bastón de mando, que Martina ostentó el día de Santa Agueda. Después, todas juntas, compartieron unas rosquillas y un vino dulce.

En la mañana de ayer, el grupo los Kalaberas de Guadalajara, que llevan amenizando con sus dulzainas las Aguedas almorcileñas desde su misma recuperación, llevaban sus sones festivos a la puerta del Ayuntamiento para desde allí desfilar con el pasacalles hasta la casa de la que había sido elegida alcaldesa la tarde anterior, en la calle de San Antón.

Después, el musical pasacalles recorrió el centro de la villa almorcileña, por las calles del Olmillo, y de la Virgen de la Luz, Natalio Gumiel, Plaza del Ayuntamiento y calle de Cervantes hasta la Plaza de la Iglesia. Martina encabezaba, bien animosa, el desfile, acompañada por su predecesora en 2016, Rosa Ruiz.

Después de que por la noche lloviera en cantidad sobre Almonacid, excelente noticia para el campo alcarreño, la mañana había quedado fría y ventosa, pero soleada, lo que a Martína le recordaba el dicho local: “Para Santa Agueda, como se apague la vela, el invierno por venir”.

Poco después, y con la talla de la Santa, adquirida por la parroquia en los primeros años de la recuperación, presidiendo la ceremonia religiosa, Rosario Toledano, concejala de Cultura de Almonacid, recordaba la historia de la mártir cristiana. “Santa Agueda, la bondadosa, patrona de Sicilia, rehusó casarse para dedicarse totalmente a sus hermanos cristianos, sirviéndoles en un tiempo de persecución, especialmente cuidando de los pobres y de los enfermos. La denunciaron y la torturaron hasta la muerte en el 251, en tiempo del emperador Decio. Ni amenazas ni torturas, la hicieron claudicar”. Durante la homilía, el párroco local, José María Rodrigo, hizo una bonita reflexión sobre la mujer, resaltando su fortaleza y e importante papel en nuestra sociedad. Martina entregó el bastón de mando en ofrenda a la Santa.

Después de la Misa, la celebración se prolongó por las calles de Almonacid hasta el Hostal los Arcos. Las Aguedas de Almonacid terminaron con bingo, chanzas y risas, destacando la participación y armonía del grupo.