Ciudad Real

En el marco de las operaciones “CODER Y VOLVER”

La Guardia Civil desmantela una organización criminal especializada en la comisión de estafas a través de internet

Se han esclarecido 3 hechos delictivos cometidos en la Provincia, que en tan solo diez días consiguieron estafar 10.000 €

Utilizaban novedosos procedimientos así como grandes medidas para la ocultación de la identidad

Se ha mantenido una colaboración con Europol (Policía de Rumania) para la identificación de los autores

La Comarca

06/02/2017

(Última actualización: 07/02/2017 09:51)

Imprimir

La Guardia Civil de Ciudad Real, en el marco de las operaciones “CODER y VOLVER”, desarrollada a nivel nacional, ha detenido a dos personas e investigado a otras tres más, como presuntas autoras de 3 delitos de estafa cometida a través de internet, desarticulando un grupo organizado, muy especializado, que se dedicaba a obtener mediante una campaña de envío de correos electrónicos en los que suplantaban a entidades bancarias y de esta manera infectaban los terminales (teléfonos, ordenadores, etc.) con un virus que les permitía acceder a los datos bancarios y personales de las víctimas, para posteriormente con ellos realizar compras en diferentes comercios virtuales y utilizando portales de apuestas conseguían obtener dinero en efectivo.

Las investigaciones se iniciaron en de Septiembre del pasado año 2015, por el Equipo de Investigación Tecnológica (EDITE) de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Ciudad Real, a raíz de tener conocimiento de varias denuncias interpuestas en los Puestos de la Guardia Civil de Porzuna, Malagón y Almagro, en las que denunciaban que personas desconocidas haciendo uso fraudulento de sus tarjetas bancarias habían realizado compras en diferentes comercios a través de internet.

Las primeras pesquisas consistieron en identificar y localizar los comercios en los que se habían realizado las compras, comprobándose que se trataba de conocidos portales Web, dedicados a la venta de diferentes productos, a la contratación de paquetes vacacionales, recargas de telefonía móvil y a las apuestas deportivas.

Identificados los comercios y manteniendo una estrecha colaboración con los mismos se identificaron los productos comprados, los domicilios donde se hizo la entrega de estos junto con las identidades de las personas que supuestamente habían realizado las compras, además de obtener las conexiones a internet empleadas para realizar estas.

Con todos estos datos se realizaron diversas gestiones sobre los domicilios en los que se hacia la entrega de los citados productos y sobre los datos facilitados por los compradores; verificando que las compras eran recogidas en la puerta de un domicilio sin llegar acceder al mismo y en los que sus moradores no se correspondían con las personas que recogían los productos comprados, además con los datos personales sustraídos, conseguían realizar registros para apuestas on-line.

Conociéndose que los productos comprados son entregados en Zaragoza y con la colaboración de los efectivos de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Zaragoza se descartó de las investigaciones a los moradores de las viviendas que utilizaban para la entrega, obteniéndose las identidades de las personas que recibían los productos comprados, como resultado de la colaboración con la empresa de paquetería.

Con estos datos y con las solicitudes de colaboración con la Policía de Rumania a través de Europol, para que identificaran las identidades, se obtuvieron que las mismas pertenecían a personas ya fallecidas o directamente no existían.

Posteriormente y con la colaboración con el portal de apuestas utilizado por los autores, se obtuvieron las cuentas de apuestas que se habían empleado para la extracción de dinero de forma fraudulenta, ubicadas en la provincia de Madrid, por lo que con la ayuda de los componentes de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Madrid se concluyó que estas identidades no tenían relación con los ilícitos penales investigados, estas identidades habían sido robadas por medios tecnológicos. Pero si se identificó a la persona que retiraba el dinero en los cajeros de la empresa de apuestas.

Centrándose la investigación en esta persona y tras el análisis de diversos medios tecnológicos relacionados con ella se consiguió centrar a la misma en Castellón. Iniciándose investigaciones junto con los componentes de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Castellón para su localización e identificación, así como de todas las personas que pudieran estar relacionadas con los hechos delictivos que se investigaban.

Las citadas gestiones dieron como resultado la localización del presunto autor así como la identificación de todos los participantes en el entramado delictivo que se investigaba.

Modus operandi

La Organización dedicada a la comisión de las Estafas estaba dirigida por una persona de nacionalidad Rumana, la cual se encontraba residiendo en Castellón, esta persona mediante el envío de correos electrónicos conseguía infectar con un virus los ordenadores o teléfonos móviles para de esta forma obtener datos personales y bancarios, apoyándose en distintas personas, integrantes de la organización, conseguía información de distintos lugares donde poder recibir la paquetería con los efectos adquiridos de forma fraudulenta.

Obtenidos los datos necesarios para la realización de las compras, así como los sitios dónde se recibirían estas, las realizaban, trasladándose a Zaragoza, donde en un domicilio, que sin llegar acceder al mismo y sin ninguna vinculación con ellos y los hechos investigados, recibían en la puerta los productos comprados.

Al mismo tiempo se comprobó que esta organización delictiva conseguía, no solamente realizar compras y obtener los productos, sino que también conseguían obtener dinero en efectivo a través de un comercio Web dedicado a las apuestas on-line.

Conseguían la apertura de diferentes cuentas de usuarios en el portal (con datos personales sustraídos de sus víctimas) transfiriendo dinero a las cuentas, todo ello saltándose todas las medidas de seguridad del comercio electrónico, para posteriormente y utilizando los cajeros que dispone este para el cobro de los premios, hacer efectivo el dinero sin llegar a realizar apuesta alguna en el mismo.

Como consecuencia de todo ello, la Guardia Civil procedió a la explotación de la operación “CODER y VOLVER”, realizándose un registro domiciliario en la localidad de Castellón de la Plana, donde se intervinieron un ordenador portátil, dos teléfonos móviles, dos tarjetas SIM y dos porta tarjetas SIM.

Procediéndose a la detención de C.D., de 39 años de edad, y G.C., de 40 años de edad, ambos de nacionalidad Rumana, domiciliados en la citada localidad levantina, como presuntos autores de un delito de estafa.

Al mismo tiempo también fueron investigadas , por los mismos hechos, L.V.M.V., de 62 años de edad, de nacionalidad española; y O.D.R. de 39 años de edad, y de nacionalidad Rumana, domiciliadas en la localidad de Castellón de la Plana, y G.S., de 29 años de edad y de nacionalidad Rumana, con domicilio en la localidad de Villahermosa (Ciudad Real).

Con la desarticulación de esta organización se han esclarecido 3 delitos de estafa cometidos en la provincia de Ciudad Real, los cuales en solo diez días consiguieron estafar 10.000 euros.

De todas las investigaciones practicadas tiene conocimiento los Juzgados de Instrucción número 1 y número 3 de Ciudad Real. Así como el Juzgado de Instrucción de Almagro (Ciudad Real).