Región

Así lo ha señalado la directora del Instituto de la Mujer, Araceli Martínez, en la inauguración de la exposición Mujeres (IN)Visibles en La Puebla de Almoradiel (Toledo)

El Instituto de la Mujer trabaja en la prevención y atención a mujeres víctimas de trata con el objetivo de eliminar su situación de exclusión

Martínez ha destacado que la trata es una forma de violencia de género y que se debe combatir con todas las herramientas que “tenemos a nuestra disposición” comenzando por la sensibilización que es esencial para la prevención

La Comarca

27/01/2017

(Última actualización: 27/01/2017 20:06)

Imprimir

El Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha trabaja en la prevención y atención a las mujeres víctimas de la trata con el objetivo de eliminar su situación de exclusión y normalizar sus vidas. Así lo ha señalado la directora del Instituto, Araceli Martínez, en su intervención en una mesa redonda sobre trata y prostitución en La Puebla de Almoradiel (Toledo).

Martínez ha destacado que la trata es una forma de violencia de género y que se debe combatir con todas las herramientas que “tenemos a nuestra disposición” comenzando por la sensibilización que es imprescindible para la prevenir este tipo de violencia de género y con el objetivo de reducir la demanda de prostitución.

En este sentido, la directora del Instituto de la Mujer ha añadido que tanto la prostitución como la trata no son formas ocasionales de violencia de género, sino una forma de violencia estructural y por lo tanto para erradicarla se debe construir una sociedad más igualitaria y hacer un esfuerzo por romper las estructuras que dan soporte al machismo, trabajando en nuevos modelos de masculinidad.

Desde el Instituto de la Mujer se está trabajando en una línea de subvenciones dirigida a organizaciones sin ánimo de lucro en el ámbito de la investigación y la prevención de la trata en seres humanos con fines de explotación sexual, así como campañas de sensibilización y concienciación en los institutos ya que, según Araceli Martínez, “hay un claro aumento de consumo de prostitución entre los chicos más jóvenes y es necesario que sepan que cuando consumen prostitución, están dando soporte y pábulo a las mafias que comercian con seres humanos, principalmente mujeres y niñas con fines de explotación sexual”.

Araceli Martínez ha estado acompañada por la vicepresidenta de Médicos del Mundo de Castilla-La Mancha, Idoia Ugarte, y el alcalde la localidad, Alberto Tostado.

En este sentido, la vicepresidenta de Médicos del Mundo ha explicado que hay que abordar esta problemática teniendo en cuenta que es una vulneración de derechos y se debe trabajar en un proceso para desmontar el marco que facilita que se den este tipo de relaciones desiguales sobre todo en el ámbito educativo y visibilizar la situación de las mujeres y niñas explotadas sexualmente.