Región

Nota de prensa

CSIF apuesta por el diálogo frente a las movilizaciones de CC.OO Y UGT

Para el sindicato, las protestas son mucho más urgentes en Castilla-La Mancha

La Comarca

11/12/2016

(Última actualización: 11/12/2016 20:52)

Imprimir

El sindicato CSIF no se suma a las movilizaciones convocadas por CC.OO y UGT para los próximos días 15 y 18 de diciembre, al considerar que actualmente es momento de negociar, trabajar y debatir propuestas con el nuevo Gobierno y el resto de las fuerzas políticas, y adoptar acuerdos que permitan salir de la crisis y avanzar en la recuperación de derechos perdidos.

Para CSIF, las movilizaciones son mucho más urgentes en Castilla-La Mancha debido a que no se aprecian cambios con el actual Gobierno regional. La anunciada prórroga de los Presupuestos Generales para 2017 provocará que

continúen vigentes los recortes salariales y las pérdidas de derechos laborales de los empleados públicos

La protesta de CC.OO y UGT, a nivel nacional, se produce por intereses políticos. No representa la pluralidad sindical de la sociedad española y de otras organizaciones que, como CSIF, defiende mejorar la calidad en el empleo y la viabilidad de nuestros servicios públicos.

Desde CSIF se trabaja por la convocatoria urgente de las distintas mesas de negociación en el ámbito de las Administraciones Públicas, para recuperar la negociación real y efectiva, reclamando una oferta de empleo plurianual suficiente para garantizar los servicios públicos, y que recupere la pérdida de empleo público producida durante los años de crisis.

Recuperar poder adquisitivo

Asimismo, CSIF reclama la recuperación del poder adquisitivo de trabajadores y pensionistas, volviendo a la estructura salarial previa al recorte del 5 por ciento que se realizó a los empleados públicos en 2010, el 100% de las retribuciones por IT, la jubilación parcial y otros derechos recortados en los últimos años.

Igualmente, CSIF reclama la negociación colectiva en cada ámbito sobre la jornada laboral de 35 horas, como medida de creación de empleo y mejora en la calidad de la prestación de nuestros servicios públicos y mientras tanto, los sindicatos de clase pretenden mantener, en exclusividad, un diálogo social antiguo, sesgado y fracasado. Y estas próximas manifestaciones son prueba de ello.