Región

A pesar de que el PP se las exigió de nuevo a la directora general del Ente en la reunión del Consejo de Administración

El PP afirma que siguen sin conocerse las cuentas de la televisión pública autonómica

Los consejeros del PP pidieron detalles del estado de ejecución de las cuentas del año en curso, sobre todo tras conocerse la noticia publicada por un diario regional en la que se denunciaba que “la tele y la radio públicas de Castilla-La Mancha perdieron 8,25 millones el año pasado”

El PP volvió a cuestionar la “vergonzosa” manipulación que se está dando en los servicios informativos de la televisión, y pusieron como ejemplo las comparecencias que el pasado 23 de noviembre hubo en las Cortes de Castilla-La Mancha denunciando la caótica situación de la Sanidad castellano manchega, comparecencias que se obviaron en el principal informativo de la cadena

La Comarca

10/12/2016

(Última actualización: 11/12/2016 13:33)

Imprimir

La directora general del Ente Público de la RTVCM (CMM), Carmen Amores, ha vuelto a negarse a ofrecer detalle de las cuentas de la Radio y Televisión públicas de Castilla-La Mancha (CMM) a pesar de habérselo solicitado de nuevo los representantes del PP en la última reunión del Consejo de Administración.

Tal y como hay habían hecho por escrito, los consejeros del PP pidieron detalles del estado de ejecución de las cuentas del año en curso, sobre todo tras conocerse la noticia publicada por un diario regional en la que se denunciaba que “la tele y la radio públicas de Castilla-La Mancha perdieron 8,25 millones el año pasado”.

Según esta noticia, el Grupo de la Radio y la Televisión de Castilla-La Mancha perdió el pasado año 8,25 millones de euros, lo que obligó al Gobierno del socialista Page a realizar “una aportación extraordinaria” para equilibrar el patrimonio neto y dotar al grupo empresarial de un fondo de maniobra positivo.

Esta aportación extraordinaria para el Ente ascendió a 11,49 millones de euros, una cantidad adicional, fechada –según el periódico digital- el 26 de diciembre, a la que se sumó la aportación ordinaria de 36,75 millones.

A pesar de que Carmen Amores negó que se hubiera producido una aportación extraordinaria, existen motivos y razones de peso para dar por buena esta información, y esta cerrazón de la directora general empecinada en negar la realidad obedece únicamente a las instrucciones que ha recibido por parte del PSOE de no dar ningún tipo de información a la oposición ni a los ciudadanos de lo que se está contratando en la televisión regional.

Porque la única información que ofreció la directora general en el transcurso de la sesión ordinaria del Consejo, celebrada el pasado martes, fue de nuevas contrataciones y más gasto para productoras externas como “Galdo media”, que emitirá la serie “Esclava blanca”, cuyos 31 capítulos costarán más de 69.000 euros; Leo Producciones, que ha elaborado el programa “No pierdas el compás”, que se emitirá en enero y que cuesta 13.000 euros por programa (aunque no detalló cuántos se han contratado) y “A tu vera mini”, cuyo coste es también de 13.000 euros por programa, también sin detallar cuántos se van a contratar.

A pesar de haber confirmado por carta que el estado de ingresos y gastos de la televisión no se ha consolidado, y sin aprobarse el presupuesto para el año que viene, la política empresarial de la directora sigue siendo la de gastar un dinero que la televisión no tiene en productoras externas, renunciando a que los profesionales de la propia televisión realicen estos programas.

Manipulación informativa

En otro orden de cosas, los consejeros de la televisión regional volvieron a cuestionar la “vergonzosa” manipulación que se está dando en los servicios informativos de la televisión, y pusieron como ejemplo las comparecencias que el pasado 23 de noviembre hubo en las Cortes de Castilla-La Mancha denunciando la caótica situación de la Sanidad castellano manchega, comparecencias que se obviaron en el principal informativo de la cadena.

El PP considera que la instrucción dada por Page de que no se hable de la Sanidad en los medios de comunicación de Castilla-La Mancha, está siendo seguida por los responsables de la televisión y la radio públicas a rajatabla, sin respetar siquiera los principios básicos que inspiran la Ley de la televisión castellano manchega –en cuanto a pluralidad y objetividad se refiere- y pisoteando la deontología de la información periodística.