Provincia

A través de la Concejalía de Empleo y de Promoción Económica

El Ayuntamiento de Bolaños ha realizado un nuevo estudio socioeconómico sobre el sector agroalimentario de la localidad

Un documento realizado por cuatro técnicos, a lo largo de varios meses de trabajo, que radiografía un sector estratégico en la economía bolañega como es la agricultura, y que ha sido valorado de forma muy positiva por parte del Ayuntamiento, debido a su calidad y utilidad

La Comarca

18/11/2016

(Última actualización: 19/11/2016 14:47)

Imprimir

El Ayuntamiento de Bolaños, a través de la Concejalía de Empleo y de Promoción Económica, ha elaborado un nuevo estudio económico sobre el sector agroalimentario del municipio, que será publicado en la página web de la localidad como documento de referencia y de interés general.

El estudio es un trabajo realizado por cuatro técnicos contratados a través de un Plan de Empleo cuyos nombres son Patricia Velázquez, María Primitiva Aguilar, José Ángel Martín y Carmen Pilar Sobrino. Para llegar a la elaboración del documento final, se han ido recogiendo una serie de datos, procedentes de distintos organismos, con los que analizar la estructura económica de la agricultura del pueblo, permitiendo así un mejor y mayor conocimiento del mismo, a fin de aportar una información lo más exhaustiva posible.

El trabajo se ha centrado en el estudio de la evolución histórica de la agricultura en la localidad, uno de los sectores de actividad que más desarrollo está alcanzando y que vertebra la economía del municipio, creando empleo y riqueza, ocupándose de aspectos relativos a la estructura agraria como es el aprovechamiento de la superficie total de explotaciones con tierras, la distribución de la superficie agrícola, las tierras para cultivo, la maquinaria agrícola o la industria agroalimentaria, entre otras cuestiones.

Las líneas básicas abordadas en este análisis, con casi 300 páginas, recogen una gran cantidad de información confeccionada merced a diferentes fuentes y al trabajo de campo desarrollado por el equipo, integrado por una serie de fotografías ilustrativas sobre el objeto de la investigación.

A lo largo de estas páginas se hace mención a diversos aspectos relacionados con el sector agrícola describiendo los tipos de suelos, climas, semillas, herramientas de obtención vegetal, plagas y enfermedades, o los tipos de cultivos más representativos de Bolaños y su evolución en la producción como son el cereal, el olivar, el viñedo y otros productos hortícolas.

Entre los productos hortícolas destaca la patata, con 140 hectáreas cultivadas por los agricultores locales. La gran protagonista es la cebolla, convertida en el principal cultivo de la localidad, con 1.100 hectáreas cultivadas, y con una producción final para esta última campaña que roza los 93 y medio millones de kilos, de los cuales son comercializados alrededor de 70 millones de kilos.

El alcalde de Bolaños, Miguel Ángel Valverde, quiere agradecer públicamente el gran trabajo realizado por este equipo, puesto que “con su esfuerzo, ha contribuido a que, tanto las entidades de toda índole, como la ciudadanía de la localidad, tengan a su alcance una información útil, ordenada y mucho más precisa de la realidad agrícola del municipio, permitiendo que podamos conocer mejor nuestra localidad. Por esta razón, los artífices de este trabajo formarán parte del grupo de ponentes presentes en el IV Día de la Cebolla que acoge Bolaños este mes de noviembre”, ha expresado.

Se analizan otras hortalizas como el melón, que es el tercer cultivo en cantidad sembrada con 65 hectáreas; la sandía con 64 hectáreas, el tomate, la berenjena o el pimiento con 53 hectáreas, entre otros. Además existen productos con una rentabilidad emergente como son el pistacho o el almendro.

Destaca la monografía la importancia del grado de orientación al exterior de las empresas agroalimentarias locales, algunas de las cuales tienen ya situados sus negocios bastante bien a nivel internacional, exportando sus productos fuera de las fronteras nacionales. Afirma el documento, que este paso requiere de determinados procesos especiales. Para poder conseguirlo, es necesario que los productos presenten unas determinadas calidades que se alcanzan mediante complejos procedimientos.

De esta manera, se desprende de la investigación que la participación de cooperativas y de empresas de la localidad dentro de Denominaciones de Origen como el vino y el aceite, o dentro de la Identificación Geográfica Protegida de la Berenjena de Almagro, están contribuyendo a garantizar una mejor comercialización de sus productos con una identidad propia y unas características específicas que les confiere el suelo volcánico del Campo de Calatrava.

También se reseña en el estudio que el cultivo de la cebolla es el más importante, tanto en ingresos como en generación de empleo, pero no son menos importantes el resto de cultivos presentes en la localidad, siendo el conjunto de todos ellos la clave de la economía agraria local, principal motor de desarrollo en Bolaños.

En el escrito aparecen datos sobre el mercado exterior, según los cuales Castilla – La Mancha posee una clara notoriedad en la comercialización de sus productos, situándose a la cabeza la provincia de Ciudad Real, cuya trayectoria de enero a mayo del presente año ha ido en aumento, concretamente un 11.7% más en relación con el año anterior. No obstante, si comparamos la actividad exportadora de la región y la provincia con la actividad exportadora de Bolaños, supera proporcionalmente a las anteriores. Es decir, en términos proporcionales, Bolaños exporta en mayor cantidad que el conjunto de la provincia o de la región.

Un estudio socioeconómico consiste en recoger información relevante de los diferentes aspectos relacionados con las condiciones sociales y económicas que afectan a la población analizada, al objeto de extraer conclusiones que contribuyan a conocer mejor una realidad, y a partir de ahí, poder establecer las intervenciones en materia social y económica adecuadas en cada momento.

Es una exposición de la información, necesaria para conocer bien un entorno concreto, la cual debe ser clara y fácil de interpretar por los diversos tipos de público que acudan a ella cuando sea necesario, a fin de que puedan detectar mediante gráficos, tablas y exposiciones de contenidos, las verdaderas características presentadas por un municipio respecto al objeto de la investigación.