Carrión de Calatrava

Un pequeño granito de arena para “encontrar cura a esta dura enfermedad”

Enoc colabora en la lucha contra el alzhéimer

La Residencia Virgen de la Encarnación hace entrega del donativo recaudado en el mercadillo solidario del pasado 31 de agosto a la Asociación de familiares de Alzheimer y otras demencias, AFADAL

La Comarca

18/11/2016

(Última actualización: 19/11/2016 20:48)

Imprimir

Pilar Estudillo Cintado, presidenta de AFADAL ha visitado en el día de hoy las instalaciones de la Residencia Virgen de la Encarnación en Carrión de Calatrava, para recoger el donativo recaudado en la venta de los trabajos realizados por los residentes de este centro en el mercadillo solidario inaugurado el pasado 31 de agosto en conmemoración al Día Mundial de la Solidaridad.

Así, Teresa Gascón, residente en esta Residencia para la Tercera Edad, ha sido la encargada de hacer la entrega de este donativo acompañado de un diploma informativo y una emotiva carta realizada por los abuelos donde cuentan la ilusión que les ha hecho trabajar en este proyecto y contribuir con un pequeño granito de arena a “encontrar cura a esta dura enfermedad”.

Enoc Solidario trabaja incansablemente en los objetivos plasmados en su Horizonte 2016-2018 donde apuesta por un envejecimiento activo. Por ello, la creación de eventos, la implicación de sus residentes en proyectos, la participación continuada en actividades, la responsabilidad de cara a otros sectores más desfavorecidos… hace que los residentes de este Grupo estén en constante movimiento físico y cognitivo y ralenticen o colaboren en este ciclo de la vida que llaman ancianidad.

Carta desde la Residencia Virgen de la Encarnación

Desde nuestra Residencia Virgen de la Encarnación queremos agradecer la confianza que habéis depositado en cada uno de nosotros, y la manera que tenemos de agradecéroslo, es compartiendo nuestro trabajo con vosotros. Somos personas mayores que tenemos ganas de seguir trabajando y ayudando a los demás, por eso también nos esforzamos para que cada día sea distinto y lo recordemos como un día lleno de trabajo y cariño hacia los que más nos necesitan.

Cada flor, cada broche… cada uno de los trabajos que hemos realizado lo hemos elaborado pensando en cada una de las personas que sufren esta enfermedad, y así hemos podido aportar nuestro granito de arena ayudándolos de alguna forma u otra y recordándoles que seguramente ellos también hacían estos trabajos.

Por eso desde que todo el equipo que conforma esta Residencia de la Tercera Edad nos dijo que los trabajos que hiciéramos irían para el mercadillo solidario, para ayudar a la Asociación de familiares que luchan contra el Alzheimer, todos y cada uno de nosotros nos hemos esforzado para trabajar y hacerlo lo mejor posible.

Desde aquí queremos dar las gracias a los compañeros por la gran labor realizada y esperamos que todo nuestro cariño depositado en cada uno de nuestros trabajos vendidos ayude, de alguna manera, a encontrar la cura a esta dura enfermedad.

Familia Residencia Virgen de la Encarnación