Región

La ciudad ha colmado todas sus plazas hoteleras y hosteleras en un fin de semana histórico en el que la gastronomía de la Red de Ciudades y Villas Medievales ha sido la gran protagonista

Consuegra ha vivido el sueño del Medievo a través de cocina en miniatura, pero con mayúsculas, de los pinchos y tapas medievales

En los dos días en los que ha estado vigente la Ruta del Pincho Medieval de Consuegra, en el marco del IX Certamen de Pinchos y Tapas Medievales, se han vendido más de 6.000 de estas delicias procedentes de las ocho ciudades de toda la península que han participado

La Comarca

07/11/2016

(Última actualización: 07/11/2016 20:10)

Imprimir

Con el IX Certamen de Pinchos y Tapas Medievales, Consuegra ha vivido un capítulo más de la hermosa historia que, unidas por su pasado, van tejiendo con los años las localidades que integran la Red de Ciudades y Villas Medievales.

En un fin de semana que empezaba con unos chubascos más que deseados por una Mancha sedienta -como se encargaba de recordar el alcalde de Consuegra, José Manuel Quijorna, “aquí sabemos transformar en riqueza cada gota de agua que nos cae”, decía- buena parte del sábado, y especialmente el domingo, dejaban un cielo despejado y limpio, otoñal, en el que la localidad consaburense ha unido a sus encantos históricos y medievales, que son muchos, los atractivos de la cocina en miniatura, pero con mayúsculas, del IX Certamen del Pincho Medieval.

Consaburenses y visitantes han podido degustar en estos dos días las tapas que han preparado los ocho chefs medievales venidos de las ciudades de la Red, incluida Consuegra, en cinco bares y restaurantes consaburenses. La ruta gastronómica resultante ha sido de primer nivel. No en vano, los visitantes han agotado las más de 6.000 tapas que salieron a la venta, de manera que las delicias de la Red han servido también para dar a conocer cada una de las ciudades entre el público manchego, de la mano de algunos de sus mejores embajadores, como han sido los ocho cocineros medievales y sus equipos.

El alcalde de Consuegra, José Manuel Quijorna, y la concejala de Turismo, María Angeles Valle, mostraban ayer por la tarde, al término del Certamen, su satisfacción por cómo han salido las cosas. “Gracias en este caso a la gastronomía, hemos estrechado aún más los lazos entre los integrantes de la Red, hemos explorado nuevos caminos que emprenderemos juntos en el futuro, hemos aprendido los unos de los otros y hemos ofertado, todos juntos, una propuesta turística sobresaliente a los visitantes de Consuegra. Doy las gracias a cocineros y representantes institucionales venidos de toda la península, al tiempo que, como en cada edición, y ya que en esta hemos recibido lo mejor de cada ciudad en la nuestra, aseguro que Consuegra corresponderá a la próxima localidad organizadora volcándose con la X edición”.

Por su parte, la concejala de Turismo, María Angeles Valle, ha destacado el trabajo ejemplar del personal de turismo, tanto de Consuegra como de la propia Red, “que le ha dedicado infinitas horas de trabajo a la organización del Certamen”, la implicación de la hostelería local, “sin ellos no hubiera sido posible el éxito”, aseguraba, y el trabajo de los cocineros, “que se han unido para acercar la cocina familiar, entrañable y deliciosa de cada uno de sus establecimientos, a los locales de Consuegra”, añadía. La mejor prueba del éxito ha sido la plena ocupación de las plazas hoteleras y hosteleras de la ciudad, a lo largo del fin de semana.

El presidente de la Red, y alcalde de Hondarribia, Txomin Sagarzazu, coincidía con alcalde y concejala consaburenses en la “valoración más que positiva del IX Certamen”, destacaba el “enriquecimiento personal y profesional mutuo que para todos significa cada una de las ediciones” y calificaba de “muy productiva para seguir avanzando en Red”, la Asamblea celebrada aprovechando la celebración del certamen.

Sobre la Red de Ciudades y Villas medievales

Red de Ciudades y Villas Medievales es una alianza integrada por diez municipios de la Península Ibérica cuyo patrimonio medieval les confiere un atractivo turístico de primer nivel. La Red, que atraviesa la península de Norte a Suroeste, tiene como fin la promoción y difusión de estas localidades, en las que el medievo ha dejado su poderosa huella. Almazán, Consuegra, Coria, Estella-Lizarra, Hondarribia, Laguardia, Olivenza, Pedraza y Sigüenza en España, y Marvão en Portugal, integran esta unión de ciudades y villas que encierran imponentes paisajes, gastronomía y oferta cultural.

Entre los fines de la Red de Ciudades y Villas Medievales destaca la promoción turística y la organización de determinados eventos que permitan dar a conocer a un mayor número de personas estas localidades.

Uno de los objetivos marcados del proyecto es poner en valor la riqueza y variedad de recursos de unas localidades, que han sido escenario de importantes acontecimientos históricos, siendo su acervo cultural la marca por las que se las reconoce nacional e internacionalmente.