Deportes

En el Luis Casimiro, ante un buen Grupo 76 Alkasar por 43 – 57

El filial del Basket Atlético Puertollano sufre la segunda derrota en su campo

Titulares: Carlos, Adrián (6), Rodrigo (17), Ponce (1), Mario (6)

Suplentes: Moisés (2), Ricardo, Daniel, Lino (6), Sergio (5)

La Comarca

24/10/2016

(Última actualización: 25/10/2016 09:48)

Imprimir

El filial del Basket Atlético Puertollano sufre su segunda derrota, esta vez en el Luis Casimiro, ante un buen Grupo 76 Alkasar por 43 – 57.

Se presentaba el segundo equipo masculino ante su afición con la clara idea de lavar su imagen después del mal partido de la primera jornada, y aunque algo se mejoró, todavía queda mucho por trabajar. Es cierto que se tenían numerosas bajas (5 para este partido) y los hermanos Mora, los entrenadores, no estaban por motivos familiares, haciendo las labores de entrenador Jesualdo Fernández (entrenador del equipo junior), “pero sin intensidad ni concentración no vamos a ningún lado”, afirman desde el club minero.

Empezaba el partido con la toma de contacto entre dos equipos que no se conocían. A los locales les costó entrar en el partido y los visitantes empezaban mandando por 2 – 8 en el minuto 3. Un tiempo muerto local aclaro las ideas para contrarrestar el juego de los de Alcázar para acabar el cuarto con empate a 14.

Al inicio del segundo los locales salieron con las pilas puestas, queriendo agradar a los aficionados que se presentaron en el pabellón, y metieron un parcial 7 – 0 para lograr las primeras ventajas en el marcador. Un espejismo, ya que sería el único momento del partido donde los de Puertollano irían por delante. Buenas jugadas de los visitantes y despistes de los industriales hacían que la ventaja volviera al cuadro visitante, para llegar al descanso con un exiguo 21 – 26.

En la reanudación, se produjo un momento de máxima igualdad entre los dos equipos, con intercambio constantes de canastas, aunque las defensas se imponían a los ataques y era muy complicado anotar. Al final de este tiempo se conservaban las distancias en el marcador con un 33 - 40

En el último cuarto, salió a relucir uno de los mayores defectos de este equipo, la inexperiencia, que unido a la precipitación por querer recortar distancias muy rápido, hacía que los visitantes infligieran un parcial demoledor, metiendo un 0 – 10 a los nuestros, que estuvieron 5 minutos sin anotar, lo que propicio que se acabara el partido. El resultado final fue de 43 – 57.

“Es cierto que el partido estuvo más o menos igualado hasta el último cuarto, pero se necesita estar concentrado y con intensidad los 40 minutos. Los partidos se ganan desde la defensa, así que a este equipo le toca “agachar el culo” para sacar esta situación adelante”, afirman.