Puertollano

Este viernes, a partir de las 20:00 horas, en el Auditorio Municipal

William Childers, Custodio López Zamarra y Lorenzó Díaz cierran los “Encuentros con Cervantes” en Puertollano

Con la conferencia ‘Cervantes en Yanquilandia’ y la mesa redonda ‘Comer y beber con Don Quijote y Sancho’

La Comarca

07/10/2016

(Última actualización: 07/10/2016 22:07)

Imprimir

La programación en Puertollano de "Encuentros con Cervantes... en un lugar de La Mancha" llega este viernes a su fin con las intervenciones del escritor y profesor asociado de la Universidad de Brooklyn, William Childers, que ofrecerá a partir de las 20:00 Horas en el Auditorio Municipal, la conferencia ‘Cervantes en Yanquilandia’, y a continuación las del ex sumiller y premio nacional de Gastronomía, Custodio López Zamarra, junto al sociólogo y escritor, autor de la cocina del Quijote, y Director de Cultura y colaborador de “Más de uno” en Onda Cero, Lorenzo Díaz, con la mesa redonda ‘Comer y beber con Don Quijote y Sancho’.

La jornada literaria, que será presentada por el escritor y catedrático de la Universidad de Nueva York, William Sherzer, se enmarca dentro de la iniciativa turística literaria "Encuentros con Cervantes…en un lugar de La Mancha", que organiza la Diputación de Ciudad Real para conmemorar el IV centenario de la muerte de Miguel de Cervantes, y que se celebrará hasta el mes de noviembre en once localidades de la provincia.

Según el profesor estadounidense “en Estados Unidos, la huella de Cervantes y su obra maestra es enorme, y refleja la convergencia de dos tradiciones: la anglosajona y la hispana”.

En su ponencia "Cervantes en Yanquilandia" hablará de un momento especialmente significativo de la recepción del Quijote en Estados Unidos: la Guerra Fría, concretamente el período comprendido entre 1951 y 1971, que “abarca la transición desde las listas negras y la desilusión con el estalinismo hasta el arranque de la nueva izquierda, el movimiento estudiantil, los hippies y, en general, todo lo que se conoce como la contracultura”, avanza Childers.

Lorenzo Díaz: Comer y beber con don Quijote y Sancho

La intervención de Lorenzo Díaz se centrará en la gastronomía en la literatura española y especialmente en el Quijote. En su presentación hará un paseo culinario por los platos de referencia que aparecen en El Quijote, que perviven en la gastronomía manchega de hoy. De hecho, en la primera página de las aventuras de El Quijote ya aparecen alusiones a platos tradicionales de la cocina manchega como duelos y quebrantos, gachas o pisto, presentes en el gran banquete de las bodas de Camacho.

Por su parte, el experto en vinos Custodio López Zamarra expondrá una “escena imaginaria de los vinos que se bebían en la obra de El Quijote”. Custodio López Zamarra cuenta que el mayor elogio que Cervantes pudo hacer del vino de Ciudad Real fue llamarle “hijo de puta”, aunque eso sí, por boca de Sancho Panza, como se recoge en el capítulo XIII de la segunda parte de El Quijote.

‘Cervantes en Yanquilandia’ con William Childers

En la conferencia se trata un momento especialmente significativo de la recepción del Quijote en Estados Unidos: la Guerra Fría, concretamente el período comprendido entre 1951 y 1971, que "abarca la transición desde las listas negras y la desilusión con el estalinismo hasta el arranque de la nueva izquierda, el movimiento estudiantil, los hippies y, en general, todo lo que se conoce como la contracultura", avanza Childers.

William Childers afirma que “en Estados Unidos, la huella de Cervantes y su obra maestra es enorme, y refleja la convergencia de dos tradiciones: la anglosajona y la hispana”. En su ponencia “Cervantes en Yanquilandia” hablará de un momento especialmente significativo de la recepción del Quijote en Estados Unidos: la Guerra Fría, concretamente el período comprendido entre 1951 y 1971, que “abarca la transición desde las listas negras y la desilusión con el estalinismo hasta el arranque de la nueva izquierda, el movimiento estudiantil, los hippies y, en general, todo lo que se conoce como la contracultura”, avanza Childers.

El profesor de la Universidad de Brooklyn asegura también que “en estos años el Quijote es objeto de un interés creciente por parte de inconformistas de una izquierda abatida, que abandonan el colectivismo sin renunciar, sin embargo, a sus ideales”. “Son los perdedores de la época de McCarthy que buscan en el héroe cervantino un refugio y a la vez una nueva estrategia para una política progresista y anticapitalista que sin embargo defiende el individualismo”, añade.

Entre los que practican este quijotismo de la contracultura hay nombres conocidos, como Orson Welles, Jack Kerouac, Woody Allen y otros muchos menos familiares: Harold L. Humes, Waldo Salt y Bruce Baillie, entre otros. “Lo que tienen en común es que sus proyectos quijotescos o bien fracasan o se disfrazan hasta tal punto que no se les reconoce la huella cervantina”, concluye el profesor.