Región

Nota de prensa de la Asociación LGTBI “Bolo-Bolo Castilla- La Mancha

Tras 10 años de lucha, Maribel Blanco ve reconocidos sus derechos como madre

El Colectivo LGTBI de España vuelve a hacer historia” afirma emocionada su presidenta Elena Arroyo

La Comarca

04/10/2016

(Última actualización: 05/10/2016 07:33)

Imprimir

Después de 10 años de luchas en los tribunales, por fin Maribel Blanco puede tener un libro de familia junto a su hijo.

Posteriormente a que el Tribunal Supremo, en 2014, hiciera pública la sentencia que le reconocía como madre y que ha creado jurisprudencia, el Juzgado de Primera Instancia de Talavera ha tardado año y medio en ejecutarla.

En España, antes de la Ley de Matrimonio Igualitario, las parejas de mujeres lesbianas que tenían hijxs, se veían inmersas en un vacío legal. Muchas de ellas, como Maribel, no fueron madres gestantes, lo que supuso, en su caso, perder todos los derechos y deberes sobre su hijo. Maribel fue la primera mujer lesbiana que pudo conseguir que se le reconociese como madre sin ser gestante y, sobre todo, tener el derecho de filiar a su hijo tras un largo camino de juicios. Esta lucha ha abierto otros caminos de esperanza para mujeres en la misma situación de Maribel.

Para la Asociación LGTBI “Bolo-Bolo Castilla- La Mancha” ayer fue un día de enorme alegría. “Nos constan los años tan duros que ha vivido nuestra compañera Maribel Blanco para que al fin se le haya reconocido su derecho a ser madre. La fuerza y coraje de Maribel, son un ejemplo de vida para nosotras. El Colectivo LGTBI de España vuelve a hacer historia” afirma emocionada su presidenta Elena Arroyo.

Esta noticia se conoce tras pocos días de la presentación que ha hecho la FELGTB del borrador del ‘Proyecto de ley contra la discriminación por orientación sexual e identidad de género, y de igualdad social de lesbianas, gais, bisexuales, transexuales, transgénero e intersexuales’. Arroyo afirma que “en ‘Bolo-Bolo Castilla-La Mancha’ somos conscientes más que nunca de la necesidad de tener una Ley que nos proteja y que cree las bases de una igualdad real. No podemos permitirnos más vacios legales que dejen al colectivo LGTBI en desamparo”

Arroyo destaca que “queremos recordar también que en Castilla-La Mancha el colectivo LGTBI, no tiene los mismo derechos que el resto de la población en sectores como sanidad, empleo y educación.