Región

Para facilitar el trabajo de bodegas y enólogos

El Laboratorio de Caja Rural Castilla-La Mancha se refuerza con nueva tecnología en esta vendimia

Inmersos en plena campaña de recogida de la uva, la entidad financiera ofrece a los viticultores el innovador servicio de su nuevo equipo: un analizador automático y programable, capaz de llevar a cabo determinaciones analíticas destinadas al control del proceso de vinificación en la bodega

La Comarca

20/09/2016

(Última actualización: 29/09/2016 08:05)

Imprimir

Caja Rural Castilla-La Mancha ha dado un paso más en esta campaña de vendimia, ofreciendo a los viticultores el innovador servicio del nuevo equipo de análisis de vino adquirido por su Laboratorio, para facilitar el trabajo de bodegas y enólogos en la elaboración de vinos de calidad.

El Laboratorio de Caja Rural Castilla-La Mancha refuerza así su tecnología de última generación con este nuevo equipo: un analizador automático y programable capaz de llevar a cabo determinaciones analíticas destinadas al control del proceso de vinificación en la bodega.

La entidad financiera aumenta de esta forma su catálogo de determinaciones analíticas en muestras de vino, con el fin de ofrecer a sus clientes el mejor servicio en este ámbito.

Las analíticas que se llevarán a cabo son necesarias tanto para el control de la fermentación del vino como para la calidad final del producto y su exportación a otros países, así como útiles para complementar las determinaciones ya realizadas por el Laboratorio.

Unos 100 test por hora

El equipo, capaz de realizar unos 100 test por hora, en principio se empleará para el análisis de muestras de vino, pero se prevé ampliar a otro tipo de matrices.

Actualmente se está completando el periodo de formación en el manejo del equipo por parte de los miembros del Laboratorio, por lo que es previsible que en un plazo de 15 días, Caja Rural Castilla-La Mancha esté en disposición de ofrecer las analíticas a sus clientes.

El servicio de Laboratorio puede ser utilizado por cualquier cliente de la Caja, siendo éste el único requisito para enviar muestras.

Hasta ahora viene realizando las determinaciones analíticas básicas para el control de calidad del vino, siguiendo los métodos oficiales de análisis de la Organización Internacional de la Vid y el Vino (OIV).

El nuevo equipo, instalado el pasado 24 de agosto en el Laboratorio de los Servicios Centrales de Caja Rural Castilla-La Mancha, en Toledo, es habitualmente empleado en estaciones enológicas y grandes bodegas.