Ciudad Real

Taller de Teatro Infantil en castellano para niños con edades entre 3 y 6 años y 7 y 12 años

El próximo lunes comienza el Taller de Teatro Infantil Anual en castellano en Teatro de La Sensación de Ciudad Real

La Comarca

14/09/2016

(Última actualización: 15/09/2016 13:22)

Imprimir

El Teatro de la Sensación, y su Escuela de Artes Escénicas de Castilla La Mancha pone en marcha para este curso 2016-2017, el Taller de Teatro Infantil para niños con edades entre 3 y 6 años y 7 y 12 años.

El Taller de Creatividad Teatral, impartido por Nacho Sánchez Pascual, actor, director de escena y dramaturgo y licenciado en la Escuela de Arte Dramático de Madrid, comienza este lunes 19 de septiembre y finaliza en mayo de 2017. Se impartirá los Lunes de 17:00 a 18:00 para niñas y niños de 3 a 6 años. Los Lunes y Miércoles de 18: 00 a 19: 30 las niñas y niños de 7 a 12 años. Las alumnas/os. además podrán asistir gratuitamente a los espectáculos infantiles que la sala programa todos los domingos.

Dirigido a todos los niños y niñas que tengan algo que contar, ganas de disfrutar y sepan que el juego dramático es una herramienta indispensable en su desarrollo social e intelectual.

El taller no pretende crear actores ni actrices, sino acercar el juego a través de la imaginación. Porque es la imaginación de los alumnos el cauce por el que se desarrollarán las sesiones, y la función del profesor será la de ayudarles a descubrir.

Una escuela de teatro infantil

El teatro y el juego dramático desarrollan capacidades personales, como la imaginación, la observación, la creatividad y la expresión corporal y oral. Exigen un análisis y una interpretación de la realidad. Y sobre todo, implican comunicación.

El Teatro ofrece la posibilidad de madurar personalmente mediante la representación simbólica de situaciones de la vida. Pero también puede establecer conexiones muy interesantes entre la vida real y el mundo de la imaginación y de la creación literaria. De esta manera, los participantes pueden anticipar situaciones que podrían presentarse en cualquier momento y, mediante la improvisación, tantear en un contexto imaginario la resolución de los mismos, lo cual supone una ventaja grande a la hora de afrontar la vida.

Así pues, las connotaciones positivas de un taller de Teatro, son evidentes. Pero el trabajo no se justifica en el resultado final, y no puede medirse por el lucimiento de la representación en sí, se justifica por sí mismo al lograr que el alumn@ realice una actividad por placer, y no por obligación y se mide en función de los logros y superaciones personales de los participantes del taller. No se pretende formar actores, ni futuras estrellas; se quieren formar personas, gentes comprometidas, tolerantes…. En definitiva, lo más interesante es la reflexión acerca del trabajo sobre el cuerpo, el espacio, la respiración y la voz, la relajación y el ritmo. En suma: la experimentación sin riesgo.

Los contenidos están adaptados por profesionales para niñas y niños con diferentes edades, utilizando distintos métodos de pedagogía teatral.