Región

En el Centro de Restauración de Castilla-La Mancha

Comienza la restauración de las obras de la exposición “Cervantes soldado y poeta”

Se intervendrán más de una decena de piezas para ser mostradas en una exposición que será inaugurada en Toledo en el próximo otoño

La Comarca

09/08/2016

(Última actualización: 09/08/2016 21:54)

Imprimir

Con el traslado del lienzo titulado “Fraile trinitario con ángel” desde los almacenes del Museo de Santa Cruz hasta las instalaciones del Centro de Restauración y Conservación de Castilla-La Mancha en Toledo, ha dado comienzo un proyecto que en unas doce semanas contempla la intervención sobre más de una decena de obras de arte que se mostrarán a partir del próximo otoño en la exposición “Cervantes soldado y poeta”.

Dicha exposición forma parte de la programación organizada por el Gobierno de Castilla-La Mancha para la conmemoración durante 2016 del IV Centenario de la muerte de Miguel de Cervantes y contará con dos sedes en Toledo: el Museo del Ejército y el Museo de Santa Cruz. Comisariada por Germán Dueñas, contará con alrededor de 400 piezas y analizará en profundidad dos de las dos facetas más conocidas de la vida del más universal de los autores españoles: su actuación en diversas batallas como soldado del ejército español del siglo XVI y su posterior labor como literato, que se relacionará con diversos aspectos de su biografía.

Como ya ocurriera con otras exposiciones organizadas por el Gobierno regional, caso de “Atempora”, que desde el pasado 8 de junio se muestra en la Catedral de Sigüenza, o “Los siglos del Barroco en el señorío de Molina”, que actualmente se expone en la iglesia del antiguo convento de San Francisco de Molina de Aragón, se ha elaborado un plan de intervención sobre varias de las obras que figurarán en “Cervantes soldado y poeta”, plan que se llevará a cabo en los talleres que el Centro de Restauración mantiene en la Cuesta del Cohete de la capital regional.

El cuadro “Fraile trinitario con ángel” tiene unas dimensiones de 158 centímetros de alto por 134 de ancho, y se encuentra en un mal estado general de conservación. Presenta deformaciones y un desprendimiento de la tela del bastidor, así como numerosas pérdidas de color y preparación, levantamientos, craquelados y diversos repintes. Además, el cuadro está recortado y posee una gruesa capa de barniz, oxidado y oscurecido, la cual oculta los matices de una pintura típicamente devocional que procede de los fondos artísticos de los conventos desamortizados en el siglo XIX en la provincia de Toledo. Esta obra servirá para ilustrar el aspecto religioso dentro del discurso expositivo junto con otras relevantes piezas.

“Cervantes soldado y poeta” es una de las exposiciones más ambiciosas organizadas durante este año en toda España y servirá para analizar un aspecto tan importante de su biografía como es su trayectoria militar, además de resaltar una obra literaria que se muestra muy influenciada por su etapa italiana, permitiendo al tiempo realizar una reflexión sobra la larga tradición de soldados y literatos en la cultura española de finales del medievo y el Renacimiento, desde Jorge Manrique a Garcilaso de la Vega, entre otros.

Por su importancia, esta muestra ha sido incluida dentro de la Programación nacional del IV Centenario de la muerte de Miguel de Cervantes, junto a otras organizadas o auspiciadas desde el Gobierno castellano-manchego, como “Atempora”, en la Catedral de Sigüenza, o “La poética de la libertad”, que hasta el próximo 6 de noviembre se expone en la Catedral de Cuenca con obras del reconocido artista chino Ai Weiwei y de prestigiosos pintores informalistas españoles, entre otras.