Cultura

Situada en el barrio de Batalha

Catedral de la Sé de Oporto, el edificio religioso más importante de la ciudad

En el exterior de la Catedral, destaca la estatua de Vimara Peres

José Belló Aliaga

03/08/2016

(Última actualización: 04/08/2016 07:19)

Imprimir

Construida en la parte más alta de la ciudad, la Catedral de la Sé de Oporto es el edificio religioso más importante de Oporto y está situada en el barrio de Batalha, junto a las murallas que tiempo atrás protegieron la ciudad. El exterior del edificio tiene un aspecto de fortaleza con almenas.

La construcción de la catedral comenzó en el siglo XII y, a lo largo de su historia, ha sufrido muchas reconstrucciones, por lo que presenta diferentes estilos. La mayor parte de la catedral es barroca, aunque la estructura de la fachada y el cuerpo de la iglesia son románicos, y el claustro y la capilla de San Juan Evangelista son de estilo gótico.

En su interior, las grandes columnas hacen que aumente la sensación de estrechez y altura de la nave central. Se trata de una decoración muy sobria y las paredes están desnudas, exceptuando el altar mayor y algunas capillas de estilo barroco.

El Claustro

Al claustro de la catedral se accede desde el interior de la misma, por una puerta situada en el lado derecho. Este claustro pertenece al siglo XIV y está decorado con azulejos que reflejan escenas religiosas. Desde el claustro podréis acceder también a la Casa do Cabildo, donde se expone el "tesoro de la catedral", una colección de objetos de orfebrería religiosa.

El transepto sur da acceso al claustro y a la Capilla de San Vicente, muy interesante. Una graciosa escalera del siglo XVIII de Nasoni conduce a los pisos superiores, donde los paneles de azulejos exhiben la vida de la Virgen y Las metamorfosis de Ovidio.

Imprescindible

La catedral y su claustro son dos de las visitas imprescindibles en Oporto; la catedral está merecidamente declarada Monumento Nacional.

En el centro de la plaza de la Catedral existe una columna que era utilizada para colgar a los criminales. Desde ese punto se puede disfrutar de unas vistas privilegiadas de la ciudad, del río Duero y de las bodegas que se encuentran a su vera.

Estatua de Vimara Peres

En el exterior de la Catedral, destaca la estatua de Vimara Peres, el conde Vimara Peres, un noble gallego, que conquistó Oporto a los musulmanes en 868, durante el reinado de Alfonso III el Magno, monarca de Asturias, León y Galicia.

Según la leyenda falleció en 873 en un burgo fortificado fundado por él y al que dio su nombre, Vimaranis, la actual Guimarães. Con las gestas de Vimara Peres se asentó la línea fronteriza del Reino de Galicia, creándose el condado de Portugal, siendo Vimara el primer conde portugués.

La estatua que se encuentra en la Calçada de Vendome, muy próxima a la Sé o Catedral, es obra del escultor Barata Feyo, fue realizada en bronce y colocada sobre un pedestal de piedra en 1968.