Región

Reconocido internacionalmente por la Marca Combinada ILAC-MRA

El laboratorio de Caja Rural Castilla-La renueva su acreditación ENAC para el análisis de calidad de aceite de oliva

Es el único de Castilla-La Mancha acreditado por la Entidad Nacional de Acreditación para realizar este tipo de determinaciones analíticas, lo que garantiza su confianza, veracidad y seguridad.

La Comarca

26/07/2016

(Última actualización: 27/07/2016 13:03)

Imprimir

Caja Rural Castilla-La Mancha ha obtenido la renovación de la acreditación ENAC para los análisis de calidad de aceite de oliva de su laboratorio, conforme a la norma UNE-EN ISO 17025, lo que asevera la fiabilidad de sus resultados tanto a nivel nacional como internacional.

Dicha acreditación fue concedida a la entidad financiera en 2005, que ha venido superando con éxito las sucesivas reevaluaciones de la ENAC, siendo el único laboratorio de Castilla-La Mancha que cuenta con esta garantía de confianza, calidad y seguridad.

Desde su creación en 1981, el laboratorio de Caja Rural Castilla-La Mancha, ubicado en la sede de sus Servicios Centrales, en Toledo, analiza para sus socios y clientes muestras de variados productos como suelos, aguas, semillas, hojas de cultivos, fertilizantes, vinos, orujos de vino, aceitunas, aceites, orujos grasos, piensos y sus materias primas, respondiendo a las necesidades de agricultores, ganaderos, almazaras, cooperativas e industrias.

Para ello cuenta con técnicos cualificados y los más modernos equipos, como cromatografía GL, espectrofotometría, fotometría de llama, valoradores automáticos, pH, conductividad y medidores de oxidabilidad, además de dispositivos auxiliares de todo tipo.

Competencia técnica

La acreditación de la ENAC confirma la competencia técnica del laboratorio, la solvencia de su servicio y la cualificación de su personal, así como la idoneidad de los equipos empleados para sus ensayos y la validez de sus métodos y procedimientos de trabajo.

Asimismo, revalida la trazabilidad de sus mediciones, la adecuación de la información ofrecida a sus clientes y la eficacia de su sistema de calidad.

El laboratorio de Caja Rural Castilla-La Mancha está reconocido internacionalmente por la Marca Combinada ILAC-MRA, lo que le convierte en referente del sector agroalimentario no solamente por su servicio, sino también por su fuerte impulso a la investigación y la innovación.