Región

Declaraciones del presidente de la Asociación de la Empresa Familiar de Castilla-La Mancha (AEFCLM)

Aurelio Vázquez: “El Gobierno tiene la responsabilidad de apoyar y fomentar el sector agroalimentario de Castilla-La Mancha porque es un motor real de la economía y con futuro”

Para trasladar la importancia que dicho sector tiene para la economía de la región, la Asociación ha puesto en marcha una serie de jornadas por toda la región

La Comarca

09/07/2016

(Última actualización: 09/07/2016 22:28)

Imprimir

Desde la AEFCLM son conscientes de la necesidad de competir en mercados cada vez más abiertos y globales, “pero esa competencia no es fácil”, afirma Vázquez

La Comarca

La asociación de la Empresa Familiar de Castilla-La Mancha, que agrupa a empresas familiares cuya facturación agregada supone el 17% del PIB regional y dan empleo a más de 19.000 personas, está organizando en toda Castilla-La Mancha una serie de jornadas orientadas a conocer y fomentar las necesidades de las industrias agroalimentarias, por entender que éstas son uno de los pilares básicos de la economía de nuestra Comunidad Autónoma.

El 7,7% del PIB de Castilla-La Mancha lo aporta el sector agroalimentario. En la región existen 122.000 explotaciones agroalimentarias. El 8,3% de las industrias agroalimentarias de toda España están en Castilla La Mancha. Esto, según afirma el presidente de la Asociación de la Empresa Familiar de Castilla-La Mancha (AEFCLM), Aurelio Vázquez, “da una idea de la gran importancia de este sector”, que factura anualmente 5.700 millones de euros.

“En los últimos años el sector agroalimentario castellano-manchego ha vivido un importante proceso de transformación. Nuestras industrias han realizado un gran esfuerzo para modernizarse y adaptarse a la notable competencia existente en los mercados convirtiéndose en un sector económico moderno y creativo”, asegura Vázquez, para quien, con estas premisas, “es necesario que todo el interés de los gobiernos, en especial el de Castilla-La Mancha -por ser ésta una región líder en dicho sector-, se ponga a su servicio”.

Desde la AEFCLM son conscientes de la necesidad de competir en mercados cada vez más abiertos y globales, “pero esa competencia no es fácil”, afirma Vázquez. Por eso, “debemos apoyarnos en sectores maduros en los que contemos con ventajas competitivas, como es el caso de las industrias agroalimentarias, que a su vez sirvan de palanca para impulsar otros sectores de la región”.

Por todo ello, Vázquez reclama al gobierno de Castilla-La Mancha, en particular, y al gobierno de España, en general, que apoyen decididamente a las industrias agroalimentarias, facilitándoles el acceso a nuevos mercados y poniendo a disposición de dichas industrias todos los medios institucionales con que cuentan dichos gobiernos. “No pedimos ayudas, pedimos apoyo, legislación, acompañamiento y complicidad”, ha asegurado Vázquez.

Jornadas en Castilla-La Mancha

Para trasladar la importancia que dicho sector tiene para la economía de la región, la Asociación ha puesto en marcha una serie de jornadas por toda Castilla-La Mancha. La primera de ellas tuvo lugar el pasado 19 de mayo en Ciudad Real. La última ha tenido lugar el pasado martes, 5 de julio, en Albacete, donde se dieron cita algunas de las empresas más importantes del sector agroalimentario de Castilla-La Mancha, para debatir acerca de la situación actual y del futuro de este sector. La jornada contó con el apoyo de Caixabank, siendo el lugar de celebración el Store Calle Ancha que dicha entidad financiera tiene en Albacete.

A la jornada asistió Joaquín Chaparro, director Comercial de Agrobank, quien afirmó que “el sector agroalimentario es uno de los pilares de la economía de Castilla la Mancha, no sólo por la importancia de la aportación al PIB del sector primario y la agroindustria, sino también como motor de desarrollo de la región”. En este sentido, aseguró que “es creador de riqueza, empleo e innovación, y uno de los más pujantes en lo que a comercio exterior se refiere”, y por eso desde Caixabank-Agrobank, según afirmó Chaparro, “proporcionamos la mejor cobertura en operaciones internacionales destinada a la empresa exportadora, con una amplia gama de productos, servicios y profesionales especializados”.

En la jornada se celebró una mesa redonda, con la presencia de Juan Martínez Moraga, consejero delegado de Horticoalba; Antonio Sotos González, director comercial de Azafranes Sotos; Santiago Guerrero Fernández Blanco, director corporativo y financiero del Grupo Tello; y Manuel López Donaire, consejero delegado de Delaviuda Confectionary Group.

La jornada fue inaugurada por el alcalde de Albacete, Javier Cuenca. La clausura corrió a cargo del director general de Empresas, Competitividad e Internacionalización del gobierno de Castilla-La Mancha, Javier Rosell.