Puertollano

La cabuyería no es un delito

El hombre sorprendido en la Dehesa Boyal de Puertollano sólo practicaba el arte de hacer nudos

A pesar de que en las redes sociales su imagen corría como la pólvora afirmando que el individuo estaba colocando cables anticiclistas, fuentes policiales han confirmado que sólo desarrollaba una afición, como desde años, y el acoso al que se le ha sometido ha sido un “acto de mala fe”

Mamen Fernández

17/06/2016

(Última actualización: 20/06/2016 09:43)

Imprimir

El arte de hacer nudos (cabuyería) no es un delito, y en este caso las cosas no son lo que parecen. Fuentes policiales aclaran los hechos a La Comarca, y la imagen de un hombre de Puertollano que este jueves corría por las redes sociales como la misma pólvora afirmando que el individuo estaban colocando cables anticiclistas en las trialeras de la Dehesa Boyal, convirtiendo los senderos de las bicicletas en un auténtico peligro, no era tal.

La cabuyería es la disciplina o saber que estudia el arte de hacer nudos, sus clases y sus distintas aplicaciones, y en este caso, eso era lo que practicaba el hombre, como viene haciendo desde años en la zona y según ha podido saber La Comarca.

Ante el acoso de las redes sociales el hombre denunciaba los hechos en la Comisaría de la Policía Nacional de Puertollano en la noche del jueves, 16 de junio, alegando además que el lugar donde era “sorprendido” no es ningún carril ciclista, de hecho es una zona “impracticable” para este deporte, y que la publicación de la imagen ha sido “un acto de mala fe”.

Así todo queda aclarado, y el acoso de las redes sociales en este caso está totalmente infundado, aunque el daño por el momento, ya está hecho para este hombre y su familia.