Ciudad Real

En una nota de prensa

Ganemos Ciudad Real afirma que Pedro Martín (PP) reconoce que se reunió con el empresario de PORGESA para hablar de “fútbol”

Denuncian que Rosa Romero se niega a asistir a la comisión de investigación sobre el caso PORGESA en el Ayuntamiento de Ciudad Real

La Comarca

02/06/2016

(Última actualización: 02/06/2016 23:15)

Imprimir

El pasado miércoles tuvo lugar una nueva sesión de la Comisión de Investigación creada en el Ayuntamiento de Ciudad Real a instancias de Ganemos para aclarar las contrataciones irregulares y otros escándalos que han salpicado en los últimos años la gestión de Rosa Romero y el Partido Popular. En esta ocasión, la comisión investigaba un contrato menor celebrado para contratar la iluminación navideña que se amplió por encima del límite de esta clase de contratos (celebrados sin publicidad ni concurrencia de otras empresas) fuera de todo procedimiento legal. Ganemos ha denunciado que el mismo día que la Junta de Gobierno Local aprobaba el contrato menor, la concejalía de festejos recibía un mail con un nuevo presupuesto que ascendía a más de 40.000 € que fue el que finalmente fue aprobado de forma verbal por la entonces concejala de festejos Frasi López. “Es evidente que el PP procuró crear la apariencia de legalidad con un procedimiento de contratación menor, para evitar los trámites y garantías que exige la ley en el caso de adjudicaciones que superen los 18.000€, y esto puede ser constitutivo de un delito de prevaricación y malversación de fondos públicos” afirmaba el concejal de Ganemos Jorge Fernández. “El PP ha intentado justificar esta circunstancia aludiendo a un patrocinio privado, pero no hay ninguna documentación que justifique este extremo y ni el empresario ni los funcionarios municipales conocían esta circunstancia. Comprometieron al Ayuntamiento a realizar ese pago”.

Esta formación además reprochaba a Rosa Romero que se niegue a dar explicaciones sobre estos contratos cuando se dispone a encabezar la lista del PP al congreso por la provincia de Ciudad Real. “Tiene una responsabilidad política que debe asumir” señalaba Fernández, para quién “resulta tremendamente hipócrita que Romero se haya negado a recibir la citación para la comisión rechazando hasta en cuatro ocasiones a los funcionarios municipales que intentaron notificarla en su domicilio. No es una conducta digna de quién presidio esta institución durante ocho años.”

Por su parte el antiguo concejal de urbanismo, el señor Pedro Martín, quién leyó un comunicado que ponía en duda la legitimidad de la comisión de investigación, pero que sin embargo si acudió a la citación, reconoció haber mantenido al menos un encuentro con el representante de la empresa Porgesa cercano a las elecciones municipales del año 2015, aunque afirmaba que el no tenía ninguna responsabilidad en ese contrato y que sólo hablaron de “fútbol”, algo que resulta al menos insólito si se tiene presente que el empresario vive en otra región y que la única relación que unía al concejal y el empresario era la existente de un contrato entre empresa y Ayuntamiento.