Ciudad Real

El presidente de Caja Rural Castilla-La Mancha visitó distintas sociedades agrarias de Villanueva de los Infantes, Terrinches y Albaladejo, dentro de su ronda de contactos institucionales por el 50 Aniversario de la cooperativa de crédito

Gómez Mora alaba la profesionalidad de las cooperativas de Ciudad Real

La Comarca

18/05/2016

(Última actualización: 18/05/2016 22:20)

Imprimir

El presidente de Caja Rural Castilla-La Mancha, Andrés Gómez Mora, elogió la profesionalidad de las cooperativas agrarias de Ciudad Real, en una nueva ronda de contactos institucionales por el 50 Aniversario de la entidad financiera en las localidades de Villanueva de los Infantes, Terrinches y Albaladejo.

Las cooperativas visitadas fueron Nuestra Señora de la Antigua y Santo Tomás de Villanueva, de Villanueva de los Infantes, Unión de Santiago y San Miguel de Albaladejo y Santo Domingo de Guzmán de Terrinches.

Acompañaron a Gómez Mora el secretario del Consejo Rector de Caja Rural Castilla-La Mancha, Gregorio Gómez; el presidente de la cooperativa Nuestra Señora de la Antigua y Santo Tomás de Villanueva y consejero de la Caja, José María Arcos; el director de Relaciones Institucionales de la entidad financiera, Miguel Ángel Escalante; el director territorial de Ciudad Real, Germán Muñoz; el jefe del Gabinete de Cooperativas y Agrario, Encarnación Majano, y los directores de las sucursales de estos municipios, entre otros.

Gómez Mora explicó que el objetivo de estas visitas es “unir lazos y sellar alianzas en torno a las cooperativas, que están en el origen de Caja Rural Castilla-La Mancha y a las que agradecemos la prosperidad de nuestros pueblos, la competitividad y modernidad del sector agrario”.

Se mostró “muy contento de visitar a unos amigos a los que conviene ver con cierta frecuencia para cultivar relaciones y hablar de nuestras inquietudes y preocupaciones”.

Pasión por el mundo cooperativo

El presidente de Caja Rural Castilla-La Mancha aseguró que su pasión siempre ha sido el mundo cooperativo y “me moriré creyendo en este proyecto”, ya que las cooperativas “somos las únicas empresas que de verdad fijamos población en los pueblos y la mayor y casi la única empresa en muchos municipios”.

Añadió que las cooperativas no están afectadas por episodios de corrupción y pueden presumir de su creciente profesionalización, su gestión honrada y eficaz y su competitividad y futuro.

Para servir a las cooperativas y a toda la sociedad, aseguró que está Caja Rural Castilla-La Mancha, actualmente “una de las tres primeras cajas rurales de España”, gracias a la confianza de sus socios y clientes y al trabajo de su plantilla de trabajadores.

Recordó que en esta crisis, “mientras el sector financiero español ha despedido a miles de trabajadores, esta entidad ha cerrado el ejercicio 2015 con cerca de 7.500 millones de euros de balance y 373 oficinas, generando 250 puestos de trabajo en los últimos cuatro años”.

“Estamos aquí para servir a esta tierra en los cientos de pueblos que tiene esta región”, concluyó.