Daimiel

Con el mecaismo que se puso en marcha el pasado 17 de febrero y estará vigente hasta el 30 de julio de 2017

La concejalía de Hacienda detalla el papel del Ayuntamiento de Daimiel en la regularización del IBI

Jesús David Sánchez de Pablo ha recordado que la bonificación del 90% que se introdujo en 2015 en la liquidación del impuesto de construcciones en suelo rústico, tenía como objetivos fomentar “la cultura de pago” de este impuesto y ahorrarle a los daimieleños los 60 euros por expediente que marca la regularización estatal de oficio

Daimiel

20/04/2016

(Última actualización: 26/04/2016 18:11)

Imprimir

El concejal de Hacienda, Jesús David Sánchez de Pablo, ha explicado este miércoles los pasos que ha dado el Ayuntamiento de Daimiel para facilitar que el pago de las regularizaciones por construcciones en suelo rústico sea lo menos gravoso posible. De entrada, Sánchez de Pablo ha detallado que la ley obliga a los ciudadanos a comunicar al catastro, en un periodo de dos meses, cualquier nuevo bien que se construya o la modificación de los que ya estén censados. Tras comprobarse que esta voluntariedad “no tenía el grado de cumplimiento más adecuado”, en 2012, en el ámbito nacional se introduce en esa ley la aplicación de una regularización de oficio con el objetivo de implantarla en cuatro años.

En el caso de Daimiel, ese mecanismo se puso en marcha el pasado 17 de febrero y estará vigente hasta el 30 de julio de 2017, según resolución de la Dirección General del Catastro. En este punto, Sánchez de Pablo indicaba que en esas regularizaciones de oficio el Estado aplica una tasa obligatoria de 60 euros por expediente y que la liquidación del IBI adeudado tiene en cuenta un periodo de cuatro años. Es decir, si la construcción es anterior a 2012 y se regulariza ahora, se pagará por 2012, 2013, 2014, 2015 y 2016.

Por esta razón, el Ejecutivo municipal introdujo el pasado año una bonificación del 90% sobre dicho IBI con los objetivos de fomentar “la cultura de pago” de este impuesto y de ahorrarle a los daimieleños los 60 euros por expediente que marca la regularización estatal. Para entenderlo mejor, Sánchez de Pablo ha puesto el ejemplo siguiente: un daimieleño que desde 2012 realiza una construcción en suelo rústico y no lo comuniccara al Catastro cuyo valor es inferior a 25.000 euros tendría que pagar alrededor 272 euros por los ejercicios de 2012 y 2013, 267 por 2014, y 262 euros por 2015, al aplicársele ese periodo de cuatro años. Sin embargo, gracias a la exención del 90% en 2015, la cuantía de ese año se queda en 26 euros, con lo cual al final pagaría algo más de 800 euros.

En este punto, el concejal de Hacienda ha recalcado que “el PP local no ha creado ni ha aumentado este impuesto” ya que la “obligación es estatal”, y que lo que ha hecho el Ayuntamiento es introducir esa bonificación para rebajar la cuantía y ahorrar la tasa del expediente de oficio. Una vez que se “generalice” el pago de este impuesto dicha bonificación “se irá reduciendo de manera progresiva”. Así las cosas, Sánchez de Pablo subrayaba que la filosofía del equipo de Gobierno es “aumentar la recaudación sin subir los impuestos y sin crear nuevos, simplemente tratando que todo el mundo pague los impuestos que ya existen”.