Cultura

Puesta en escena por Desafora2 a partir de las 21:30 horas

Este Sábado “No hay papel” en Teatro de La Sensación de Ciudad Real

Un pedacito muy concreto de la historia de dos mujeres que rondan los 50, representadas por Beatriz Bergamín y Ángeles Martín

La Comarca

04/04/2016

(Última actualización: 05/04/2016 09:29)

Imprimir

Este sábado, 9 de abril, a las 21:30 horas Teatro de la Sensación de Ciudad Real acoge la puesta en escena de la representación teatral de “No hay papel”, un pedacito muy concreto de la historia de dos mujeres que rondan los 50, representadas por Beatriz Bergamín y Ángeles Martín, como dos mujeres independientes, valientes, normales, inteligentes, tristes, alegres, reales y poéticas.

Tanto Beatriz Bergamín como Ángeles Martín, sus intérpretes, tienen un amplísimo palmarés que las ha llevado desde series de TV, pasando por cabaret, teatro de calle, recitales, teatro infantil, y representaciones en grandes compañías, como la Nacional de Teatro Clásico y en el Centro Dramático Nacional

No hay papel

Es una ventana. Una casa nueva. Tiempo sin verse. Dos hermanas, Julia y Clara. Comparten un don y la pasión por las palabras. Han sido, ya no son. Julia es o era una escritora con exito. Clara es o era una periodista especializada en conflictos bélicos. Buscan trabajo, buscan su sitio, su espacio, su papel. Se reencuentran, se enfrentan, se recuerdan, se adoran, se necesitan, se admiran, se critican, se abrazan, se rompen, se ríen, se reconocen. Hay una decisión tomada y otra por tomar. Las dos, como España, están hechas y construidas a pedazos. Son y se sienten diferentes al resto. Son y se reconocen iguales a todos.

No hay papel es también asomarse al interior de dos personas que no

tienen miedo al cambio, que defienden la dignidad personal en el

ámbito personal, profesional y político, día a día y desde la

absoluta conciencia de que es posible perderlo todo, menos eso.

Entre el deseo de salir adelante y el desarraigo de no poder vivir fuera o lejos de su pasión, Julia y Clara, juntas y por separado, se aferran a la dolorosa y luminosa alegría de afrontar el cambio, es decir, la vida: toman decisiones. Están vivas, tiemblan.

Pero también, No hay papel son retazos de la historia real de Ángeles Martín y de Beatriz Bergamín, que entrelazan la palabracde Julia y Clara, sus personajes en la ficción, con textos directos y

en primera persona sobre sí mismas, exponiéndose ante el espectador en un ejercicio de pornografía emocional sin red.