Daimiel

El concejal de Hacienda ha rebatido las afirmaciones de la portavoz socialista sobre el endeudamiento y EMUMASA

Sánchez de Pablo recrimina al PSOE que dé “datos sesgados” para “confundir a los daimieleños” sobre la economía municipal

Cree que es “una falta de respeto” trasladar la responsabilidad al PP cuando toda la deuda generada es anterior a 2011

La Comarca

04/04/2016

(Última actualización: 05/04/2016 03:28)

Imprimir

El concejal de Hacienda, Jesús David Sánchez de Pablo, ha desmontado “con datos reales y contrastables por los servicios técnicos” las afirmaciones sobre la situación y gestión económica del Ayuntamiento y de EMUMASA que realizó hace una semana en rueda de prensa el Grupo Municipal Socialista. Sánchez de Pablo ha tildado de “irresponsabilidad” la comparencia del principal grupo de la oposición municipal y ha recalcado que la “obligación” del equipo de Gobierno es “desmentir” unos “datos sesgados” que, según sus palabras, “buscan confundir a los daimieleños”.

En primer lugar, el concejal de Hacienda ha aclarado que lo que la portavoz socialista, Eva López, nombró como préstamo es una póliza de crédito: “una línea de crédito que solo sirve para afrontar las tensiones de liquidez”. Sánchez de Pablo ha explicado que los préstamos son para financiar inversiones a medio y largo plazo, una posibilidad que el Ayuntamiento de Daimiel tiene vetada legalmente por las condiciones fijadas por el Plan de Ajuste y el Plan Económico y Financiero a los que está sometido. Dos planes motivados por la “ingente deuda” generada hasta junio de 2011 y que se situaba entonces en EL162%, sumando el balance del Consistorio y de EMUMASA. En estos cuatro años y medio, ese dato global ha pasado a ser del 132%, reduciéndose el total en más de 10 millones de euros. “Esta la realidad y lo que intenta el PSOE es confundir”, al que también le recordaba que entre 2003 y 2011 firmó un total de 19 préstamos, mientras que su partido no ha podido suscribir ninguno en cinco años.

Sánchez de Pablo también ha precisado que el “despilfarro” que el Ejecutivo popular achaca a los anteriores gobiernos socialistas se asienta “en la reforma del Mercado Abastos que costó más de 3 millones de euros cuando el presupuesto inicial no llegaba a la mitad; en reformar el Ayuntamiento por más de 650.000 euros con un resultado cuestionable, o en desarrollar el sector Los Pozos por 6,5 millones de euros, pagando por cada hectárea no urbanizable 450.000 euros”, entre otros proyectos. A juicio del concejal de Hacienda, ese dinero podría haberse destinado “a infraestructuras básicas y necesarias para Daimiel como un tanque de tormentas o para la construcción del colegio San Isidro”. Por todo ello, Sánchez de Pablo solicitaba al Partido Socialista que “pida perdón” y que deje “de justificar lo injustificable”.

El también concejal de Promoción Económica ha reiterado “la falta de respeto”, “desfachatez” o “burla” que observa en el análisis de los socialistas sobre la situación de EMUMASA, inmersa en estos momentos en un Plan de Liquidación. Tras indicar que lo “único que ha intentando el Partido Popular es conseguir que esta empresa sea viable”, Sánchez de Pablo desmentía que se estén malvendiendo los activos de EMUMASA y afeaba al Grupo Municipal Socialista que esté firmando y apoyando la solución que se ha dado y luego diga otra cosa en rueda de prensa. “Estamos teniendo unas negociaciones muy duras con entidades financieras a las que debemos mucho dinero”, y por ello entendía que “es extremadamente inoportuno e irresponsable trasladar a los daimieleños que la situación de EMUMASA es responsabilidad del Partido Popular, cuando toda su deuda es previa al año 2011”.

Finalmente, el responsables de las cuentas municipales ha recordado los objetivos estratégicos que definen el presupuesto 2016, destacando que la forma de actuar de su partido está funcionando. “Hemos generado resultados presupuestarios positivos y nos estamos esforzando para rebajar el límite legal del 110% de endeudamiento”, el horizonte que se fija como meta para permitir mayor margen de actuación económica al Ayuntamiento de Daimiel.