Daimiel

El teatro Ayala acogió en la noche del viernes la propuesta principal de la programación municipal de celebración del Día Internacional del Teatro, que no defraudó a nadie

Daimiel: ‘Mucho Shakespeare’, de la tragedia a la comedia en un solo acto

Grandes y pequeños disfrutaron con una alocada y contemporánea adaptación de los clásicos del autor inglés

La Comarca

04/04/2016

(Última actualización: 05/04/2016 03:31)

Imprimir

Las tablas del Teatro Ayala acogieron en la noche del viernes una divertida, alocada y arriesgada adaptación de los clásicos de William Shakespeare. En una peculiar forma de rendir tributo al autor inglés en el 450 aniversario de su nacimiento, la compañía de Teatro “Malaje Solo” consigue con “Mucho Shakespeare” alejarse de los universos dramáticos y trágicos de algunas de las obras más conocidas del escritor, como Hamlet, Otelo, Romeo y Julieta o Macbeth y los transforma en elementos cómicos. Una ironía que poco o nada tiene que ver con el lenguaje burlesco o los juegos de palabras que Shakespeare adopta en sus obras más cómicas como “El sueño de una noche de verano”, “El mercader de Venecia” o “Mucho ruido y pocas nueces”.

El sarcasmo y el humor de “Mucho Shakespeare” va por otros derroteros: los de un lenguaje adaptado al vocabulario de la era tecnológica y unos diálogos en los que se intercalan extractos de canciones actuales de grupos como Mecano, alejados de los universos sonoros del siglo XVI y XVII. La obra, que ha supuesto la principal propuesta de la programación municipal en la celebración del Día Internacional del Teatro, cuenta con un ingenioso guión que describe la historia de dos cómicos andaluces que emigra a Inglaterra y encuentran trabajo como camareros en el ambigú del Globe Teatre Londres. Los cómicos aprovechan cuando no queda nadie en el teatro para interpretar a su manera los clásicos de Shakespeare, sin saber que las cámaras de seguridad los están grabando. Un día, esas grabaciones ven la luz y reciben miles de visitas en youtube, es por eso que el propio Shakespeare les propone estrenar en su teatro.

Los actores Antonio Blanco y José Antonio Aguilar se encargan de encarnar a todos los personajes que van desfilando por una historia que hace partícipe al público desde el primer momento. Muestra de ello es que hasta el propio alcalde de Daimiel, Leopoldo Sierra, que acudió al estreno de la obra en la localidad, se vio involucrado en la “tragedia” de Otelo. Clínex de color rojo sirvieron como recurso para mostrar el “drama” de un asesinato desencadenado por los celos incontrolados.

El broche de oro a la semana dedicada al teatro lo puso el ya tradicional desayuno en la Plaza de España que se desarrolló en la mañana del domingo.