Daimiel

La ponencia del historiador daimieleños Alberto Celis sirvió de presentación oficial de la actividad organizada por la peña equina Rocinante, en colaboración con el Ayuntamiento de Daimiel

Daimiel: Pasado, presente y futuro de las vías pecuarias se dan la mano en la presentación de la XIX Ruta equina “Molinos Harineros”

El entorno natural Los Ardales acogió en la mañana del sábado la presentación de la ruta que durante los días 9 y 10 de abril recorrerá términos municipales de Daimiel y Villarrubia de los Ojos además de paisajes emblemáticos de la zona como Las Tablas de Daimiel, el curso del Guadiana o los Molinos de Zuacorta, Griñón, El Nuevo y La Máquina

La Comarca

02/04/2016

(Última actualización: 03/04/2016 15:36)

Imprimir

El entorno natural Los Ardales acogió en la mañana del sábado la presentación de la XIX Ruta Molinos Harineros del Guadiana, que durante los días 9 y 10 de abril recorrerá los términos municipales de Daimiel y Villarrubia de los Ojos además de paisajes emblemáticos de la zona como Las Tablas de Daimiel, el curso del Guadiana o los Molinos de Zuacorta, Griñón, El Nuevo y La Máquina. La ponencia “La vías pecuarias de Daimiel: caminos del pasado, caminos con futuro”, del historiador daimieleños Alberto Celis, sirvió de presentación oficial de la actividad organizada por la peña equina Rocinante, en colaboración con el Ayuntamiento de Daimiel. Domingo Torres Marchán, presidente del peña Equina Rocinante y el alcalde de Daimiel, Leopoldo Sierra, acompañado de diferentes miembros del equipo de gobierno, acompañaron al ponente en una exposición que trató de poner en valor la historia y el futuro de los 148 kilómetros de vías pecuarias con los que cuenta Daimiel en la actualidad.

Valiéndose de informaciones como la investigación que el Museo Comarcal de Daimiel está realizando en colaboración con el Instituto Geológico y Minero, o los estudios del historiador daimieleño Ambrosio Miralles sobre el Puente de Villadiego, Celis analizó la “estrecha relación” que ha existido siempre entre la ganadería y estas vías pecuarias. El historiador reseñó la función de una red de vía pecuarias que, en el caso de Daimiel, sirve para conectar el municipio con espacios naturales protegidos. Es el caso, detalló Celis, de El Cordel del Nuevo que pone en contacto Daimiel con Navaseca, “un punto de interés medio ambiental y turístico de primera”; El carrerón, por donde hay que pasar para llegar hasta la Motilla del Azuer y La Colada de Molemocho, vía que conduce hasta Las Tablas de Daimiel.

En ese sentido, Alberto Celis explicó como, “lejos de ser un obstáculo, las vías pecuarias son una oportunidad de futuro que podemos aprovechar”. Ejemplo de ello, añadió, son entornos naturales como La Camarga, en Francia, un “claro ejemplo de colaboración entre Parque Nacional y ganaderos donde los caballos son una especie autóctona más y ayudan a conservar el lugar”. Acciones así, en las que los animales herbívoros puedan pastar en espacios naturales como método de control de vegetación, “acabarían con problemas como la Competencia entre carrizo y masiega que se produce en Las Tablas de Daimiel”, aseguró Celis.

Ligado a eso, el daimieleño hizo hincapié en la importancia de controlar el flujo de turistas que acceden al Parque Nacional en fechas clave, como Semana Santa. “Si se consigue controlar ese flujo de gente, ganará el Parque Nacional y también el municipio porque Daimiel puede ser la puerta de entrada a Las Tablas”, y continuó “Ahí es donde entra en juego el papel de la vías pecuarias porque desde el municipio es desde donde salen todas esas vías pecuarias”.

En la línea de la ponencia de Alberto Celis, el alcalde de Daimiel quiso expresar sus deseos de que estos caminos “sigan teniendo futuro”. Sierra, además, mostró su preocupación por el Camino de Griñón “debemos encontrar la manera de preservarlo compatibilizar el discurrir de la vida rural con la conservación de muchos de esos tramos protegidos con la catalogación de bien de interés cultural”. En ese sentido, el primer edil concluyó el acto expresando su deseo de que todo se solucione “lo más satisfactoriamente posible para todas las partes: conservadores, sector agrario y apasionados de la naturaleza. Solo así podremos disfrutar sin cortapisas de nuestro medio rural, conservarlo como se merece y si es posible recuperarlo mejor que mejor”, manifestó.