Región

En la próxima asamblea anual

La asamblea anual de la Asociación de la Empresa Familiar de Castilla-La Mancha ratificará como presidente a Aurelio Vázquez

En la asamblea de la asociación que más empleo genera en la región, y que se celebrará el martes, 5 de abril en Toledo, se debatirán asuntos relacionados con el mantenimiento de los puestos de trabajo en Castilla-La Mancha y las medidas que dicha asociación ha trasladado al gobierno regional para la recuperación económica de nuestra Comunidad Autónoma y el mantenimiento del Estado de Bienestar

La Comarca

02/04/2016

(Última actualización: 03/04/2016 15:36)

Imprimir

La Asociación de la Empresa Familiar de Castilla-La Mancha afronta el próximo martes, 5 de abril una nueva asamblea general que contará con la presencia de destacados miembros del gobierno de Castilla-La Mancha y representantes de otras instituciones, como el Instituto de Empresa Familiar o los embajadores de Portugal y Andorra en España.

Una asamblea en la que será ratificado como Presidente para un nuevo mandato quien ha venido desempeñando ese cargo en los últimos años, Aurelio Vázquez García.

La jornada, que tendrá lugar en Toledo, comenzará con la asamblea propiamente dicha para después continuar con una ponencia a cargo de responsables del Banco Santander, seguida de una mesa redonda de empresarios y una conferencia del periodista y escritor John Muller, acerca de “El coste de la incertidumbre política en la economía”.

Al acto de clausura asistirá el Vicepresidente de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro. La Asociación también entregará el premio a la Empresa Familiar del año, que en este 2016 ha recaído en Santo Tomé, obrador de confitería en Toledo desde 1856.

Para el presidente de la asociación, Aurelio Vázquez, la incertidumbre económica y política, en la que vive actualmente nuestro país, “puede ser un freno a la recuperación económica”. Por eso, Vázquez pide a los políticos responsabilidad y sacrificio, “al igual que hacen todos los días miles de pequeños y medianos empresarios y empresarias, para sacar adelante sus empresas y los puestos de trabajo que generan”.

En este sentido, Vázquez se ha mostrado muy crítico con el proyecto de Ley sobre medidas tributarias que se está discutiendo en las Cortes regionales. En dicho proyecto, las bonificaciones de la cuota tributaria en el impuesto de sucesiones y donaciones bajarían en los tramos más altos. De este modo, el impuesto subiría a partir del tramo de cotización de 225.000 euros, es decir, a las empresas que más puestos de trabajo generan se les penalizaría.

Esta circunstancia, según el presidente de la Asociación de la Empresa Familiar de Castilla-La Mancha, lo que puede provocar es un efecto frontera, puesto que al existir mayores bonificaciones en Madrid o Extremadura, por ejemplo, muchas empresas podrían marcharse a esas Comunidades Autónomas, tal y como ya está sucediendo. Por otro lado, muchos empresarios que heredan las empresas de sus progenitores no disponen de recursos suficientes para hacer frente a dichos impuestos, puesto que a los problemas de gestionar una empresa, se unen los problemas de liquidez para afrontar el pago de hacerte cargo de la empresa heredada, algo que también ocurre con las familias y sus patrimonios.

Por todos estos motivos, Vázquez se pregunta si no sería más sencillo y responsable que existiera una tributación similar en todas las Comunidades Autónomas y no diecisiete tributaciones diferentes, lo que provoca un trasvase y una competencia entre regiones que no permiten fijar empleo y riqueza en aquellas regiones que históricamente parten en desventaja con las históricas.

Por último, Vázquez también ha señalado, como uno de los asuntos prioritarios que se tratarán en la Asamblea, las cincuenta medidas que la Asociación ha trasladado al Gobierno regional de cara al Pacto para la recuperación económica en Castilla-La Mancha. Medidas que van desde el fomento de la financiación no bancaria hasta la simplificación, agilización y digitalización en los trámites con la Administración, pasando por el cumplimiento de la Ley en los plazos de pago o el fomento de la innovación, entre otras.