Región

Durante una reunión sectorial de Comunicación

Maroto: “Page hace oídos sordos a los problemas de la juventud”

En palabras de la presidenta de NNGG Toledo, las enmiendas del PP a los PG de la región van encaminadas a la mejora de oportunidades de empleo para los jóvenes

La Comarca

02/04/2016

(Última actualización: 03/04/2016 15:35)

Imprimir

La presidenta de Nuevas Generaciones de Toledo, Marta Maroto, ha lamentado que el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, desoye y hace oídos sordos a los problemas por los que atraviesan los jóvenes de la región.

Así lo ha señalado durante una reunión sectorial de Comunicación junto al vicesecretario de esta área, Jorge Sánchez-Infante y responsables de NNGG de toda la provincia, en la que han criticado la falta de interés del presidente por los jóvenes a la hora de elaborar los presupuestos regionales.

De este modo, ha lamentado que a Page “le salen arrugas” cada vez que habla de juventud y de solucionar los problemas por los que atraviesan los jóvenes castellano-manchegos.

“Día tras día vemos como cientos de jóvenes desesperan en la búsqueda de empleo”, ha explicado la presidenta de los jóvenes.

En palabras de Maroto, las enmiendas del Partido Popular a los Presupuestos de la Junta van encaminadas a la mejora de oportunidades de encontrar un empleo para los jóvenes.

También se ha referido a facilitar las oportunidades de los jóvenes y a incorporar que el abono transporte joven para los castellano-manchegos tenga un precio igual o inferior a lo establecido para el mismo fin con la Comunidad de Madrid.

Para la presidenta de NNGG el apoyo a los jóvenes debe ser fundamental y en esa línea se conseguirá que la región deje de retroceder como hace desde que entró Page en el Ejecutivo regional.

De este modo, el vicesecretario de Comunicación ha recordado que mientras que Cospedal dejó el déficit en el 0,6 en el mes de Junio, Page lo ha triplicado en tan sólo seis meses de Gobierno.

En este sentido ha lamentado que Castilla-La Mancha retroceda a pasos agigantados por culpa de un presidente que desoye los problemas de una tierra próspera y que tenía sentadas sus bases para el futuro gracias al Gobierno de la presidenta Cospedal.