Región

Declaraciones del viceportavoz del Grupo Parlamentario Popular

Núñez culpa a la coalición Page-Podemos del "fuerte descenso" de inversión de capital extranjero en la región

“La presión fiscal y la inseguridad jurídica que generan los pactos con la izquierda radical son los causantes de la huida de empresas a otras Comunidades Autónomas”

La Comarca

02/04/2016

(Última actualización: 03/04/2016 15:35)

Imprimir

El viceportavoz del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes de Castilla-La Mancha, Francisco Núñez, ha advertido de las primeras consecuencias del bipartito Page-Podemos “cuando apenas han transcurrido ocho meses de legislatura”, como es la sensible reducción de la inversión de capital extranjero en nuestra región -que se cifra ya en el 40€-, y ha expresado asimismo su preocupación porque esta coalición pueda reeditarse también a nivel nacional, con las “consecuencias catastróficas económicas y sociales que tendría para nuestro país”.

Así, Núñez ha advertido que frente a los datos de crecimiento en España y las oportunidades generadas en la legislatura pasada por el gobierno del Partido Popular -por encima de la media nacional- la inversión extranjera se marcha, y la nacional también huye de nuestra tierra”.

En este sentido, el viceportavoz ‘popular’ se ha referido a la noticia que publicaba recientemente un medio regional sobre la reducción en un 40 por ciento de la inversión extranjera productiva en Castilla-La Mancha durante 2105, algo que se debe, a su juicio, “a la subida de impuestos y a inseguridad jurídica que genera el PSOE de la mano de la izquierda más radical, lo que provoca que se marchen de nuestra tierra”.

“La presión fiscal en Castilla-La Mancha con Page va a ser brutal este año en comparación con comunidades limítrofes como la de Madrid, y por eso las empresas se fugan”, ha señalado, al tiempo que ha recordado otros informes ya publicados que alertan sobre la huida de empresas de Castilla-La Mancha a otras regiones.

Por lo tanto, con Page “hay más impuesto, más paro y más presión fiscal, lo que hace que las empresas huyan de Castilla-La Mancha, donde las empresas y los autónomos no quieren invertir y donde cada vez hay, por tanto, menos trabajo”, concluye Francisco Núñez.

Adjuntos

Audio de Núñez: