Región

Han atendido a 258 enfermos durante el año 2015

Cuidados Paliativos de Cuenca ha recorrido más de 50.000 kilómetros para prestar asistencia a los pacientes en sus domicilios

Los dos equipos que se integran en la Unidad de Cuidados Paliativos han realizado más de un millar de visitas domiciliarias y han efectuado más de 700 técnicas especiales a los pacientes oncológicos, evitando ingresos hospitalarios o visitas a los servicios de urgencias

Una atención sanitaria cercana a los pacientes y a sus familias convierten a este servicio en imprescindible para elevar la calidad de vida de los enfermos oncológicos terminales dentro de su entorno familiar

La Comarca

02/04/2016

(Última actualización: 03/04/2016 15:36)

Imprimir

Los profesionales que trabajan en la Unidad de Cuidados Paliativos del Área Integrada de Cuenca, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, han recorrido 50.338 kilómetros durante el pasado año para atender a los pacientes oncológicos en sus propios domicilios.

En total han atendido a 258 enfermos, de los cuales 161 residen en diferentes municipios del Área de Salud de la provincia de Cuenca.

Los dos equipos que forman la Unidad de Cuidados Paliativos están integrados por dos facultativos, otros tantos profesionales de enfermería y una psicóloga y en coordinación con el Servicio de Oncología del Hospital Virgen de la Luz, desempeñan una labor asistencial imprescindible, prestando apoyo y atención sanitaria a los pacientes terminales y a sus familias.

Durante el año 2015 los profesionales de la Unidad de Cuidados Paliativos de Cuenca realizaron más de un millar de visitas en los domicilios de los enfermos, una labor fundamental sobre todo en una provincia con una gran extensión geográfica y una gran dispersión de la población y que permite que los pacientes terminales puedan ser correctamente atendidos en su casa, evitando visitas a los Servicios de Urgencias o ingresos hospitalarios y mejorando la calidad de vida de estos enfermos.

A este respecto destacar que sólo 52 pacientes incluidos en el programa precisaron ingreso hospitalario con una estancia media de 7 días y que durante el pasado año los profesionales sanitarios de la Unidad de Paliativos han llevado a cabo 778 intervenciones con los pacientes entre las que destaca la realización de 101 curas, la colocación de 294 infusores, 271 vías subcutáneas o 64 analíticas.

Calidad de vida

Las profesionales que integran los dos equipos de Paliativos del Área Integrada de Cuenca trabajan intensamente para mejorar la calidad de vida y aliviar su sintomatología a los enfermos y para ello están permanentemente atentas a las necesidades de sus pacientes no sólo con la atención domiciliaria sino visitando a los pacientes en la planta de hospitalización, en los centros sociosanitarios de la provincia, recibiéndolos en su despacho, trabajando estrechamente con los trabajadores sociales del área de Salud o atendiendo llamadas telefónicas. En este sentido destacar que sólo durante el año pasado realizaron 2.799 llamadas telefónicas y recibieron 1.052.

En la labor que desempeña la Unidad de Cuidados Paliativos en coordinación con el Servicio de Oncología se ha logrado que el tiempo de espera hasta entrar en el Programa se haya cifrado como media en 7,51 días.

Además, las profesionales de estos equipos desarrollan tareas de docencia con la rotación de médicos y enfermeras residentes y profundizan en su formación en esta área con la asistencia a congresos, cursos y jornadas.

La Unidad de Cuidados Paliativos de Cuenca se creó en el año 1998 al amparo de la Asociación Española contra el Cáncer, subvencionada por el Gobierno regional, y en el año 2008 se integró en el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, continuando con un programa que permite atender a los enfermos oncológicos terminales dentro de un entorno familiar.