Puertollano

Con un escrito registrado en la alcaldía de Puertollano

IU Puertollano pide a la Junta medidas contra la plaga de procesionaria en la Dehesa Boyal

El grupo municipal de IU ha publicado en su cuenta personal de Facebook las distintas peticiones que realiza a través de su portavoz

La Comarca

02/04/2016

(Última actualización: 03/04/2016 15:36)

Imprimir

Jesús Manchón Sierra, portavoz del Grupo Municipal de Izquierda Unida, ha registrado un escrito en la alcaldía del ayuntamiento de Puertollano donde solicita a la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha a tomar medidas contra la plaga de oruga procesionaria existente en la Dehesa Boyal, como entidad competente en el mantenimiento de ese espacio natural.

“Ya que entendemos que es tarde para actuar sobre el foco, hacemos hincapié en el método de captura de ejemplares adultos con trampas de feromonas, con el fin de minimizar la plaga de cara al año próximo” explican en el escrito.

Reparación del mobiliario y vigilancia de la zona

“Por otro lado, insistimos a la Sra. Alcaldesa, responsable del mobiliario de dicho espacio, a que evalúe los daños producidos en los mismos y proceda a su reparación además de pedir a los agentes medioambientales la vigilancia de la zona” concluye el escrito presentado el viernes 1 de abril, y que IU Puertollano ha transcrito en su cuenta personal de Facebook.

Precauciones ante la plaga

En abril del año 2014, y ante una plaga de similares características en este mismo lugar, el ayuntamiento de Puertollano realizaba en su página web las siguientes recomendaciones:

La mayor precaución para personas alérgicas y niños pequeños, en el caso de estos últimos su desconocimiento y curiosidad les pueden hacer presa fácil del contacto con los pelos urticantes de las orugas.

Máxima precaución con mascotas, llevarlos atados en todo momento para evitar que puedan entrar en contacto su hocico con las orugas y en caso de contacto o a la menor molestia, acudir de manera inmediata a un especialista médico o un veterinario.

Además ha de considerarse que los pelos urticantes se desprenden de las orugas y pueden ser dispersados por el viento, por lo que habrá de tomar en cuenta que a pesar de no haber tenido contacto directo con las orugas, se puede estar expuesto a una posible afección, por lo que es necesario extremar las precauciones.