Provincia

El carnaval en todo su esplendor en Torralba de Calatrava

“Vaya Trola” de Puertollano se alza con el primer premio en el XXI Concurso de Murgas de Torralba de Calatrava

La Comarca

15/02/2016

(Última actualización: 16/02/2016 07:00)

Imprimir

El sosiego ha retornado a Torralba de Calatrava, dejando atrás la alegría de bailes, disfraces y mucha diversión que ha alterado la vida cotidiana de sus habitantes. No obstante, en la localidad celebró el XXI Concurso de Murgas el pasado viernes, 12 de febrero, en la Casa de Cultura, con el cartel de “no hay entradas”.

Los espectadores disfrutaron de una magnífica velada en la que varias agrupaciones de diferentes lugares de la provincia ofrecieron un recital de ingenio y sarcasmo, en el que se alzó con el triunfo y por segundo año consecutivo la Chirigota “Vaya Trola” de Puertollano, con una actuación basada en la vida de un vampiro, con pasodobles y cuplés centrados en la actualidad, embolsándose los 500 euros del primer premio.

El segundo premio, de 300 euros lo obtuvieron “Los Fusionaos” de Alcázar de San Juan que, con sus letras, parodiaron los cotilleos de las tertulias vespertinas a las puertas de las casas. El tercer premio fue para la chirigota femenina “Hasta que el cuerpo aguante”, de Daimiel y su sátira de la vendimia. La chirigota local, “Los Flamencos del Barranco”, actuó fuera de concurso con un espectáculo ambientado con disfraces reciclados de bomberos y con letras dedicadas a las personas que sufren alzehimer, a la fiebre del “running” y a otros asuntos de la actualidad local.

La alcaldesa de Torralba de Calatrava, María Antonia Álvaro, agradeció la participación tanto de particulares como asociaciones y empresas locales que han contribuido al esplendor del carnaval de la localidad calatrava.

Una amplia programación

Por otra parte en la localidad, las máscaras callejeras, con su característico “¿a que no me conoces?” se echaron a la calle el lunes 8 de febrero como homenaje a esta tradición tan popular y cada vez más olvidada. La música ambiente la puso la charanga local Troncha Atriles.

El martes, la diversión se vivió en familia, con todo el protagonismo para los niños. Aunque la lluvia impidió que se celebrara el pasacalles programado, no fue obstáculo para que grandes y pequeños disfrutaran de la fiesta y del espectáculo infantil a cargo de los Hermanos Parada en la Pista Municipal.

Un entierro de la sardina pasado por agua, con una escasa concurrencia de plañideros debido al mal tiempo, recorrió las calles desde la Plaza de la Villa hasta la explanada del Cristo, donde fue quemada. Posteriormente se ofrecieron sardinas y patatas asadas para aliviar la pena.