El Colegio de Agentes Comerciales de Ciudad Real hace entrega del Premio Mercurio 2015 y las insignias a profesionales del sector

La Comarca

19/12/2015

(Última actualización: 20/12/2015 19:33)

Imprimir

El Colegio Oficial de Agentes Comerciales de Ciudad Real ha hecho entrega del Premio Mercurio 2015 a Cáritas Diocesana de Ciudad Real, en un acto que ha servido, también, para rendir un homenaje, a diferentes colegiados con la imposición de insignias y con la Insignia de Honor a Antonio Herrera, que lleva 38 años en el citado Colegio.

El presidente del Colegio de Agentes Comerciales, Miguel Angel Rivero, ha destacado la labor de todos los premiados, en sus diferentes facetas, al referirse a Cáritas como una organización que, desgraciadamente debido a que la situación es aún complicada, ha tenido que redoblar esfuerzos durante todos estos años en apoyo de los más desfavorecidos de la sociedad. El Colegio ha querido agradecer su impagable labor y su constante ayuda a la sociedad, incluso con colegiados que lo están pasando mal.

También se ha referido a los colegiados que han recibido la insignia, por su constante apoyo y defensa tanto del Colegio como del sector, “a pesar que no son los mejores momentos para la profesión, sí tengo que decir que son ejemplo de buen hacer y de un trabajo callado y silencioso, en beneficio del desarrollo económico y social de nuestra tierra”.

Este acto se celebra con motivo de la celebración de la Virgen de la Esperanza y a continuación de la Asamblea General, en la que se aprobado el calendario de actividades de cara al próximo ejercicio así como los presupuestos del año 2016.

El Colegio cuenta en la actualidad con casi 400 asociados, que reciben toda clase de servicios y asesoramientos, en condiciones preferentes, para llevar a cabo su trabajo diario. Rivero ha subrayado que, aunque parece que la tendencia ha cambiado, la crisis que aún golpea al sector como al resto, “se ha llevado a muchos por delante, y los que aún sobrevivimos nos ha dejado muy heridos, por eso este acto tiene que servir, asimismo, para reconocer a los que seguimos, para mí, en la más bonita profesión”.

La inserción laboral alcanza más del 70 por ciento en los cursos de formación que ha realizado el Colegio durante los últimos años, lo que también es un gran motivo de satisfacción, cuando el paro es uno de nuestros mayores problemas.

El Premio Mercurio de este año, destacó que agradecía esta galardón, ya que sabe que es la máxima distinción de esta institución y es un nuevo empuje para los más de 2500 voluntarios que de “corazón, como es uno de nuestros programas, llevan a cabo estas acciones solidarias con los más desprotegidos”.

Por último, Antonio Herrera, Insignia de Honor, destacó la labor del Colegio y el apoyo recibido durante los casi 40 años que lleva colegiado, “y a la vez es una premio para todos los que trabajamos 25 horas al día en esta profesión”.